Publicar entrevista

Conoce a Talia Dombriz Martialay

Profesión: Arquitecta. Empresa: DMDV Arquitectos

Talia Dombriz Martialay
Arquitecta
DMDV Arquitectos
https://www.dmdva.com
Obras
Edificios PASSIVEHOUSE (bloque de viviendas en altura y viviendas unifamiliares de diseño), edificios de autoconsumo y máxima eficiencia energética certificada. Edificios de construcción industrializada, modular "3d", prefabricada y steelframe. Restauración y rehabilitación de edificios protegidos con certificación PassiveHouse (EnerPHit). Edificios con certificaciones de sostenibilidad internacional LEED, BREEAM y WELL.

Entrevista

¿Cómo está enfrentándose su empresa a la crisis?

Continuamos con la actividad al 100% (podríamos decir que al 200% incluso ya que con el teletrabajo se rinde más) y en positivo, minimizando los riesgos y garantizando las medidas de protección de cada técnico (disponemos de equipos adecuados) con teletrabajo en la medida de lo posible.

¿Qué medidas se han tomado para organizar actualmente el trabajo en su empresa?

Máxima disciplina y coordinación del trabajo en equipo. La organización del trabajo es la misma que antes de la crisis ya que cada uno tiene una función claramente acotada y es responsable de una parte del trabajo en equipo, así como de cotejar la globalidad. Debemos comentar que el teletrabajo ha aumentado el rendimiento del equipo satisfactoriamente.

¿Qué echa sobre todo de menos en el ámbito laboral actual?

Desde nuestro punto de vista, echamos de menos un plan por recuperar los honorarios dignos de la profesión de arquitecto, valoración de los costes mínimos de los encargos, delimitar claramente el reparto de competencias de los técnicos, eliminar de las bajas temerarias y reducir la carga de la puntuación por reducción de precio en las licitaciones (y por ende, de los plazos de desarrollo en tiempo de la consultoría), mayor especialización del sector y muchísima más calidad en la construcción. Además, echamos de menos una política de ayudas a la pequeña empresa del sector en base a la especialización de proyectos de sostenibilidad y ahorro energético certificados que conlleva un gran esfuerzo por nuestra parte y los beneficios son, actualmente, plenos para el promotor y usuarios (claro, también para el planeta ;-)).

¿Ha notado algún impacto en sus proyectos? ¿Cuál/Cuáles?

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo no ha caído ningún proyecto de los doce que llevamos en marcha y, confiando que así seguirá. Hay que ser positivos y tirar hacia delante a pesar de lo ocurrido.

¿Cómo cree que impactará esta crisis sanitaria en el futuro del sector de la construcción/arquitectura a corto y largo plazo en España/Europa/resto del mundo?

Lo cierto es que, si tuviéramos todos los datos de la evolución real de la enfermedad, con los tiempos de incubación, los tiempos de presentación de síntomas y de desarrollo del proceso de la enfermedad así como de la inmunidad o no adquirida tras sufrirla y si es un proceso cíclico o no, podríamos tener un escenario algo más aproximado de lo que va a ser el desarrollo en un futuro pero, lamentablemente, sin tener datos es complicado aventurarse en un impacto en el futuro. Hay muchas variables que entran en juego y va a primar tanto la necesidad de firmar obra para mantener las empresas en activo y, a su vez, la complejidad generada por la demora de pagos y por mantener los plazos de desarrollo por la falta de equipos y de cierre de subcontratas, además de necesidad de financiación de las empresas del sector. Debemos ser conscientes que nuestro sector fue, sin duda, el más perjudicado en la anterior crisis y a nosotros como empresa, nos hizo recortar en todo tipo de gastos prescindibles y ajustar al máximo la plantilla para reducir el impacto en posibles situaciones como la actual pero sí conocemos otros equipos de arquitectos, promotoras y constructoras que van a tener que desarrollar un programa estructural de recortes por la crisis.

¿Qué medidas cree que deberían tomarse para recuperar la senda del crecimiento en el sector?

Agilizar las licencias de construcción y, no creo que sea a consecuencia de la necesidad de la crisis sanitaria actual, sino de la propia actividad de nuestro sector. Actualmente, la mitad de los proyectos que llevamos a cabo están en proceso de solicitud de licencia por parte de los Ayuntamientos, lo que implica una demora del desarrollo del encargo, de la ejecución de la obra y en definitiva demora en la posibilidad de desarrollo cuando todos los agentes involucrados han hecho correctamente su trabajo. En un proyecto hemos obtenido licencia tras 25 meses lo cual es incomprensible y creo que es una medida sustancial para agilizar el sector que involucra a todos los agentes y empresas.

 

 

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional