Suscribirse al Boletín
Enero - Febrero 2019
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
11/04/2019 /

5 razones para cambiar las ventanas de casa y 5 consejos sobre cómo y cuándo hacerlo

¿Estás pensando en cambiar las ventanas de casa? ¿No estás seguro del todo sobre cuándo debes hacerlo? ¿Dudas de los puntos o factores a los que debes prestar atención eligiendo las nuevas?... Lo cierto es que cambiar las ventanas de casa no siempre resulta una tarea fácil, pero la recompensa después de hacerlo puede ser elevada. No sólo se puede mejorar el grado de confort en la vivienda, sino que, además, se ayuda a ahorrar a nivel energético y se colabora en la mejora de la sostenibilidad en el hogar.

Para que aciertes en el proceso y en la toma de decisiones, los expertos en vidrio de “La casa del desierto” de Guardian Glass, el proyecto pionero de arquitectura ubicado en Gorafe (Granada), que ya ha dado la vuelta al mundo y demostrado la importancia del vidrio y las ventanas de calidad, te asesoran.

 

¿Qué motivos me indican que debo cambiar las ventanas?

 

1. Por un mal aislamiento térmico.

Si en tu casa pasas frío o mucho calor, es posible que haya llegado la hora de cambiar las ventanas. Ellas, junto a otros factores, ayudan en gran medida a un adecuado aislamiento de las viviendas, tanto en verano como en invierno. Unas ventanas no adecuadas o demasiado antiguas permiten que se escape el calor del interior en invierno y, en verano, dejan que éste se cuele, provocando así condiciones térmicas poco o nada confortables. Sin mencionar, además, la pérdida energética que esto supone, ya que necesitarás encender más la calefacción en los meses frescos y el aire acondicionado en los más calurosos.

2. Por falta de iluminación natural.

Las ventanas son la fuente de luz natural más importante en cualquier casa. Al usar un vidrio de alta calidad que deje entrar la luz, pero bloquee la mayor parte del calor del sol, podrás instalar ventanas con más superficie de vidrio sin riesgo de sobrecalentamiento. Además, al ser éste de alto rendimiento, necesitarás menos de persianas o estores. En “La casa del desierto” el vidrio inteligente instalado es el Guardian SNX 60. Gracias a una capa invisible fusionada con el vidrio, los habitantes de la casa pueden disfrutar dentro de la vivienda de temperaturas medias agradables, evitando la mayor parte del calor o el frío exterior que haga en verano o en invierno. Las paredes de vidrio están hechas de una unidad de triple acristalamiento que proporciona un aislamiento térmico óptimo durante el invierno y protección solar durante el verano.

Diferentes estudios han demostrado que la luz natural influye de forma directa en nuestra salud y bienestar. Por lo tanto, una casa luminosa es sinónimo de una casa feliz.

3. Por cuestiones de ruido.

Vivir en casas o apartamentos urbanos tiene ventajas, pero también algún que otro inconveniente. El ruido es, por ejemplo, uno de ellos. Escuchar el alboroto de la calle, el tráfico de los coches, el ajetreo de los bares o incluso la conversación del que pasa por delante… puede amargarte la existencia. Si este es tu caso, de nuevo un cambio de ventanas, junto a otros factores, puede ser la solución.

4. Por motivos de seguridad.

Las ventanas son uno de los puntos sensibles que pueden hacer que tu hogar sea más vulnerable frente a robos e intrusiones. Si el vidrio y el marco no son de la seguridad necesaria, ni resisten frente a impactos y golpes, tu casa quedará más expuesta.

5. Por diseño y estética.

¿Cansado de tener que ocultar con persianas o estores el diseño obsoleto de las ventanas de tu casa? ¿Harto de que las vistas no se aprecien con claridad a través de ellas? Si es tu caso, es que ha llegado la hora de renovarlas. El color, estilo y diseño de las ventanas, así como la visión panorámica que se alcance a través de ellas, también son factores a tener en cuenta desde un punto de vista decorativo. Y recuerda, a día de hoy, las que cuentan con una perfilería mínima y mucha más superficie de vidrio son tendencia.

 

¿Qué factores debo valorar al cambiar las ventanas?

 

1. Elige el vidrio adecuado.

El vidrio supone entorno al 80% de la superficie total de las ventanas. Físicamente es el material predominante y, por tanto, el que más importancia tiene en la configuración de las mismas. Por eso, elegir el adecuado es fundamental a la hora de acertar con el cambio y, para ello, habrá que tener en cuenta el tipo de espacio en el que se instalan, así como las necesidades específicas.

Cuando es el adecuado, el vidrio de las ventanas puede ayudar en el ahorro de energía, en asegurar un mejor aislamiento térmico y acústico de los interiores y hasta puede aumentar el nivel de seguridad frente a impactos o intentos de robo en una vivienda. Él solo, como ves, puede ayudarte a solventar gran parte de los problemas que estés sufriendo en tu hogar. Y un buen ejemplo de esto, de que hasta en los entornos más adversos se puede habitar con comodidad si el vidrio de las ventanas es el adecuado, junto con el resto de factores aislantes, lo vemos en “La casa del desierto”. Un proyecto de vivienda de 20m2 ubicado en Gorafe (Granada), dónde las temperaturas superan los 40º en verano y hasta los -10º en invierno, y en el que el interior de la casa se mantiene a 22-24º gracias al vidrio de sus paredes, que deja pasar luz natural del sol, bloqueando el 75% de su calor.

Esto es posible por la forma en que este material funciona. Las paredes de vidrio están hechas de una unidad de triple acristalamiento que proporciona un aislamiento térmico óptimo durante el invierno y protección solar durante el verano. Además, dependiendo del entorno de la casa (ruido externo grande, necesidad de seguridad) los paneles de vidrio se pueden laminar con las soluciones específicas de Guardian para proteger al habitante de los rayos UV y los ruidos, así como mejorar la seguridad de la estructura de vidrio.

Todo esto se consigue con el vidrio de “La casa del desierto” en tan sólo 6cm de espesor y sin contar con obstáculos visuales que ensucien las vistas casi panorámicas del desierto.

2. Déjate asesorar y consulta herramientas específicas.

Para acertar eligiendo las características del vidrio es recomendable dejarse asesorar por especialistas en la materia. Los expertos de Guardian Glass te pueden ayudar y, además, han creado un configurador de vidrio online que, de forma intuitiva y en pocos pasos, te ayuda a determinar las especificidades del vidrio que mejor se adaptan a tu vivienda. Lo puedes consultar y completar en www.deventanasadentro.es y descubrir cuál es el vidrio que mejor se adapta a las necesidades de tu hogar para crear un espacio interior confortable. La plataforma también te informa de los distribuidores de ventanas más cercanos a los que poder acudir.

3. Elección de la perfilería. En el mercado hay diferentes materiales con los que se confeccionan los marcos de las ventanas. Aunque, por norma general, todos garantizan unas prestaciones óptimas, te aconsejamos aquí también que te dejes asesorar por los expertos y que te decantes por las opciones más respetuosas con el medio ambiente. La red de distribuidores Guardian Glass puede ofrecerte el asesoramiento necesario.

4. Tipos de aperturas y colores.

Ventanas abatibles, batientes, oscilobatientes, correderas, pivotantes, en guillotina… Piensa en la forma en que vives y elige una o más opciones de apertura para tus ventanas. El vidrio Guardian Glass de “La casa del desierto” es compatible con todas y cada una de ellas. En cuanto a colores y acabados para la perfilería, también podrás encontrar infinidad de opciones. Selecciona los que más se adapten a tu gusto y al estilo de tu casa. De nuevo aquí, puedes contar con el asesoramiento y profesionalidad de la red de distribuidores Guardian Glass en toda España.

5. El mejor momento para el cambio.

¿Y cuándo resulta la mejor época del año para cambiar las ventanas de casa?... En realidad, puedes hacerlo cuando lo necesites o mejor te convenga. Pero, aunque no hay normas establecidas y tu calendario lo decides tú, siempre será preferible ejecutar el cambio en los meses de temperaturas menos extremas. Es decir, entorno a primavera (antes de la llegada del verano) y otoño (antes de la llegada del invierno). Verano e invierno serán buenas fechas para ir visitando a los proveedores, informándose de las diferentes opciones y haciendo el encargo. Ten en cuenta que, desde el encargo, hasta la recepción de las ventanas es posible que pasen un par de meses.

Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional