Suscribirse al Boletín
Mayo - Junio 2018
Próximos eventos
Últ. arquitectos entrevistados
Últimos artículos en Descarga
11/06/2018 /

Acero inoxidable en la rehabilitación de un edificio singular

Los avances en la tecnología de los procesos de los materiales, han proporcionado a la arquitectura actual mayor variedad de aceros inoxidables con mejor versatilidad y resistencia, y con una gran selección de acabados superficiales adecuados al interior y al exterior de los edificios.

Este edificio, la séptima torre en altura de Madrid, situada en un enclave estratégico de la capital, en la Castellana, frente al estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid y al antiguo Palacio de Congresos de la misma calle, fue diseñado por el arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra y se terminó de construir en 1985, siendo considerada la obra más importante del afamado arquitecto. 

Es uno de los edificios más emblemáticos de Madrid, con 32 plantas, 121 metros de altura y espacio de 42.000 m2 de oficinas, que, situado en una de las principales arterias, financiera y de oficinas, ha albergado durante años algunas de las empresas más importantes. 

Tras la salida del edificio a principios de 2015, de KPMG, que era hasta entonces su principal inquilino, la empresa propietaria Infinorsa decidió iniciar su rehabilitación renovando la imagen que había quedado algo desfasada, en un entorno de edificios más modernos, para no perder potencial en su alquiler a nuevas importantes empresas. 

Las obras realizadas y algunas aún en proceso, incluyen un nuevo hall de entrada principal, directa desde la acera sin altura, rehabilitación de zonas comunes, estancias internas abiertas y diáfanas con amplios ventanales hasta el suelo y renovación de la fachada. 

La rehabilitación exterior ha querido ser muy respetuosa con el edificio y su composición original, que tiene una buena arquitectura, pero con una imagen que se quería renovar estéticamente. 

Las grandes vigas de hormigón que rodean externamente el edificio formando las pasarelas, quedan por detrás de los pilares estructurales prefabricados que soportan los forjados. Entre las diferentes alternativas de materiales para su revestimiento se eligió el acero inoxidable por sus destacadas cualidades estéticas buscadas como imagen de un edificio moderno y representativo. Con el revestimiento de chapa inoxidable del tipo AISI 304L, 1.4307, en acabado lino de Acerinox, se ha tratado sin embargo de conservar la estética original del edificio, manteniendo las fosas, lo que ha constituido un reto industrial de la fachada, con un sistema constructivo difícil, para plegar y curvar chapas de la altura de dos plantas, con plegadoras hasta igualar la curvatura de las columnas de hormigón, adaptándose a ellas con la menor separación posible para no cambiar su proporción ni disminuir la visión desde el interior.

El proyecto de la reforma fue encargado a la filial de Londres del estudio de arquitectura CallisonRTKL, cuya propuesta del arquitecto Jorge Beroiz ganó el concurso, y por parte de la arquitectura local española ha sido LKS el estudio encargado de su ejecución. 

La propiedad, Infinorsa, comenzó los trabajos con el consultor especializado de envolventes metálicas arquitectónicas, ENAR, contando además con la empresa BOVIS, como Director del Proyecto, gestor técnico representante de la Propiedad. Para los trabajos de revestimiento de la fachada con inoxidable se realizó un nuevo concurso entre los diversos metalisteros seleccionados, especializados en trabajos con inoxidable, que fue ganado por la empresa INASUS. ENAR junto con INASUS diseñaron y realizaron varios prototipos para optimizar el diseño (puede verse adjunto un modelo de solución elegida para garantizar el correcto alineamiento de las aristas de las piezas de revestimiento, sobre las columnas originales con curvaturas variables). Asimismo, se ha aplicado un sistema de aislamiento entre el forro y el pilar para evitar problemas de posibles condensaciones internas y efecto tambor.

También, con el fin de preservar la estética original del edificio, se han mantenido las barandillas de la línea de vida, que debían seguir pudiendo utilizarse manteniéndolas en negro, sirviendo además dichas barandillas como quitamiedos. Su mantenimiento generó un despiece importante necesario, del nuevo revestimiento metálico. 

En la parte trasera de la fachada se realiza también un revestimiento exterior de las escaleras, esta vez con chapas inoxidables en acabado pulido scotch. 

Los trabajos de Prevención de Riesgos laborales, Seguridad y Salud han sido realizados por Belén Sena y la empresa ARUP ha realizado los estudios de deslumbramiento confirmando que el acabado emboss tipo lino, elegido del acero inoxidable, es correcto frente a potenciales quejas, no resultando lesivo al entorno de circulación, vecinos de la zona ni inquilinos del edificio. 

Últimos artículos Online
Últ. entrevista
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad, cookies y aviso legal