Suscribirse al Boletín
Septiembre-octubre 2019
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
14/03/2016 /

Cooltile un revestimiento cerámico reflectante que reduce el consumo energético

Muchos asistentes buscan sobre todo la estética en los nuevos productos que se exponen cada año en la feria internacional  CEVISAMA sin embargo algunos de estas novedades van más allá e incluyen también altos grados de innovación. KERABEN GRUPO ha presentado en este sentido en la última edición de la feria que tuvo lugar hace unas semanas en Valencia,  un revestimiento reflectante, denominado COOLTILE. Aplicado a las fachadas de los edificios permitirá reducir la factura energética. Se trata de una baldosa “fría” que a pesar de tener un tono oscuro, es capaz de reflejar buena parte de la radiación solar que recibe y por tanto mejorar la eficiencia energética del edificio y mitigar el efecto “Urban Heat Island” (Isla de Calor Urbana).

Este innovador revestimiento cerámico nacido del proyecto Europeo COOL-COVERINGS actúa, concretamente, en el rango del NIR (infrarrojo cercano que representa cerca del 50% de radiación solar), que al ser incorporado al sistema de fachada ventilada con aislamiento de 60 mm, logra reducir el incremento de temperatura de la fachada. Esto hace descender el flujo de calor hacia el interior del edificio, lo que se traduce directamente en ahorros energéticos que en algunos casos llega hasta un 30%.

La solución COOLTILE ha sido evaluada y validada en condiciones reales por el ITC (Instituto de Tecnología Cerámica) con el soporte del IVE (Instituto Valenciano de la Edificación), aplicándola en el edificio experimental CIES (Centro de Innovación y Eficiencia Energética), edificio puesto a disposición por el Excmo. Ayuntamiento de Castellón como Living Lab en el marco del programa BTA (Building Technologies Accelerator) de la plataforma europea Climate-KIC.

El proceso de monitorización de esta solución (fachada ventilada + COOL TILE) que se ha prolongado durante más de 1 año ha dado sus primeros datos y ha permitido comprobar que para la rehabilitación de edificios de los años 70 y 80, se pueden alcanzar ahorros en la factura de refrigeración de hasta un 30% en uso residencial y hasta cerca de un 20% en uso terciario. Estos valores podrán variar en función de la tipología del edificio, la orientación de la fachada/s y las condiciones climáticas específicas de cada población.

Además de la reducción del consumo energético y por tanto el impacto en el efecto invernadero, se destacan como ventajas prácticas la facilidad de instalación y su tono oscuro en sintonía con las corrientes estéticas para fachadas que se demandan en la actualidad.

Se trata de una solución idónea, tanto en rehabilitación como en obra nueva, para  mejorar la eficiencia energética de edificios y el confort interior, especialmente en áreas geográficas con climas cálidos y soleados (latitudes entre 40°N – 40°S).

 

 

 

Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional