Suscribirse al Boletín
Marzo - Abril 2019
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
13/02/2019 / Paula Land

El uso del hormigón reciclado en la construcción

¿Es posible construir edificios con hormigón reciclado? ¿Qué impacto tiene esta práctica tanto sobre el medio ambiente como en cuestiones estéticas o de seguridad? El proyecto europeo UrbanWINS ha querido dar respuestas a estas y otras preguntas con una visita a la ciudad de Zúrich (Suiza) –en el marco de su programa de intercambios CityMatch– en la que profesionales del sector han compartido su experiencia sobre el uso del hormigón reciclado y de otros materiales en la construcción de edificios.

 

Hoy en día, el hormigón es un material clave en el sector de la construcción: es flexible, resistente y estable. No obstante, también cuenta con una serie de desventajas: la grava, uno de los componentes principales del hormigón, es un recurso finito; el cemento consume mucha energía en su producción, y la minería y el transporte degradan el medio ambiente.

Asimismo, los residuos de la construcción y la demolición son uno de los flujos de residuos más grandes en la Unión Europea (UE). Según la Comisión Europea, entre el 25 y el 30% de todos los residuos generados en la UE son materiales de residuos de construcción y demolición, entre otros, hormigón, ladrillos, yeso, madera y metales de vidrio, muchos de los cuales se pueden reciclar.

Las ciudades están buscando maneras de utilizar estos recursos de forma más eficiente y respetuosa con el medio ambiente. En lo que respecta a la minería urbana, una opción es reciclar los componentes minerales de los residuos de la construcción y la demolición para producir hormigón. La reutilización de materiales viejos en edificios nuevos aumenta la eficiencia de los recursos y hace que el sector de la construcción sea menos dependiente de recursos tan escasos como la arena y la grava. Además, contribuye a una mejora del balance energético, sobre todo si los materiales se reciclan y se reutilizan localmente. Muchas ciudades todavía no son conscientes del potencial y de las oportunidades que conlleva el reciclaje de materiales de la construcción, por ello queda un largo camino por recorrer.

 

Zúrich, una ciudad pionera en el reciclaje de hormigón

El Kunsthaus, el Museo de Arte de Zúrich, está en período de obras por ampliación. El nuevo complejo diseñado por el arquitecto David Chipperfield está hecho casi completamente de hormigón con agregados reciclados y cemento CEMIII/B.

Pero este es solo un ejemplo de los diversos edificios públicos nuevos de la ciudad que incluyen una alta proporción de hormigón reciclado. Zúrich, que ya cuenta con más de 15 años de experiencia en el uso de hormigón reciclado en la construcción, quiere utilizarlo en todas sus nuevas construcciones: por ejemplo, solicitó que así fuera en una nueva pista de patinaje sobre hielo combinada con una piscina pública exterior, en varias escuelas y en nuevas zonas de viviendas. Los edificios más nuevos alcanzan tasas de hasta un 50% de hormigón reciclado en el producto final.

La ciudad suiza también está utilizando materiales reciclados en la construcción y el mantenimiento de carreteras: en la capa de cimentación se utiliza hasta el 30% del hormigón reciclado, y para la base de la carretera, se permite y se usa hasta el 60% del asfalto recuperado, o incluso hasta el 80% en aceras y lugares con poco tráfico.

 

 

De la demolición al recurso Un requisito para que la reutilización de los residuos de la construcción y la demolición tenga éxito es la correcta separación de los materiales tras la demolición. En Suiza, así como en algunos otros países de la UE, ya es obligatorio hacer esta separación.

“Se requieren años de experiencia para alcanzar estos niveles de componentes reciclados en el producto final. Por nuestra parte, hemos pulido el proceso de reciclaje hasta el punto que la mezcla de áridos minerales reciclados puede usarse sin que tenga un impacto en la calidad del material de la construcción”, explica Michael Strauss, responsable del control de calidad de materiales en Ederhard Bau AG. Esta empresa de ingeniería civil y reciclaje es pionera en el suministro de áridos reciclados para el sector de la construcción. El proceso de clasificación y reciclaje da como resultado grava que puede reemplazar hasta el 50% de la arena natural y la grava en la producción de hormigón.

La mayoría de residuos de la construcción y la demolición no son hormigón puro. Se trata de residuos minerales mezclados, que también contienen ladrillos y otros componentes minerales. Esta grava mezclada disminuye la calidad del producto final. Los recicladores como Eberhard están en constante investigación de nuevas tecnologías de trituración y clasificación que contribuyan a la producción de hormigón reciclado de alta calidad.

“Un importante sistema de certificación suizo para edificios ecológicos (Minergie-ECO) empezó a requerir el uso de hormigón reciclado. Esto provocó un enorme aumento en la demanda, a la que el mercado respondió con una intensificación en la producción de materiales de construcción reciclados. Lo que demuestra que la oferta se ajusta a la demanda y que las autoridades públicas pueden impulsar el aumento del reciclaje en el sector de la construcción”, explica Sonja Gehrig, Gerente de Proyectos de Contratación Pública Sostenible y Cooperación y Servicio de Protección Ambiental y Salud Pública del Ayuntamiento de Zúrich.

Pese a los éxitos sumados por la ciudad, sigue habiendo escépticos en el sector. Principalmente, diseñadores, arquitectos y constructores que cuestionan la estética y la seguridad de este nuevo material. Para convencerlos, además de remitirles las pruebas y resultados científicos, el Ayuntamiento de Zúrich ha construido un muro en el que se pueden ver y tocar los dos tipos de hormigón –normal y reciclado–, ya que están puestos uno al lado del otro para que se puedan comparar. Esta medida ha servido para convencer a muchos.

 

Nuevos retos

Si bien el reciclaje de residuos de la construcción y la demolición responde al problema de la escasez de recursos, se enfrenta también a nuevos retos, como el problema de las emisiones de CO2 resultantes de la producción de hormigón. Por ello, si se quiere lograr un futuro en el que las emisiones de carbono sean cercanas a cero, deben buscarse nuevas soluciones y seguir examinando nuevos materiales.

 

UrbanWINS, un proyecto H2020

El proyecto europeo UrbanWINS, financiado por el programa marco para la investigación y la innovación de la Unión Europea Horizonte 2020, se centra en el desarrollo de métodos para diseñar e implementar planes estratégicos eco-innovadores para la prevención y gestión de residuos en ocho ciudades piloto: Cremona, Albano Laziale, Pomezia y Torino (Italia); Leiria (Portugal); Bucarest (Rumania), y Manresa y Sabadell (España). El proyecto entiende que los residuos deben convertirse en recursos y ser reaprovechados.

Entre las actividades organizadas como parte del proyecto, ICLEI – Gobiernos Locales por la Sostenibilidad ha programado los CityMatch, encuentros entre ciudades en los que los trabajadores públicos pueden compartir y aprender de las experiencias de otros. La tercera edición del CityMatch tendrá lugar en Malmö (Suecia) entre el 6 y el 8 de marzo y se focalizará en la contratación pública sostenible en los sectores del transporte y la limpieza. El plazo para inscribirse ya está abierto.

 

Para más información, visite: www.urbanwins.eu

Datos del autor
Nombre Paula Land
Empresa ICLEI – Gobiernos Locales por la Sostenibilidad
Cargo Oficial – Departamento de Economía y Contratación Sostenible
Biografía
Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional