Suscribirse al Boletín
Enero-Febrero 2021
Anuario
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
03/03/2021 / Jesús Morlans

La arquitectura sostenible no es una operación de marketing, es una necesidad que requiere esfuerzo y compromiso

¿Cómo conseguir garantizar las necesidades del presente sin comprometer el futuro de las generaciones que nos sucederán? Debemos asumir que la naturaleza no es una fuente inagotable de recursos. La mayoría de las civilizaciones de la humanidad, no han sido sostenibles, al menos desde nuestro punto de vista. La idea moderna de sostenibilidad surgió a finales del siglo XX, y hoy en día cualquier actividad que se desarrolla en nuestro mundo, trata de asegurar este concepto de la sostenibilidad para lograr un bienestar global.

 

En Montepino la sostenibilidad es un precepto fundacional y fundamental. Este concepto está tan ligado a nuestra propia naturaleza, que la compañía no se concibe sin él. Impregna todas nuestras actuaciones. Somos conscientes de que es prioritario que todo el mundo aporte algo, aunque sea poco, a este mundo con la finalidad de que entre todos podamos conseguir un planeta mejor en todos los aspectos. Y hacer que nuestros descendientes tengan, como mínimo, lo que nos dejaron a nosotros nuestros antepasados.

Para abordar la sostenibilidad de forma global desde mi ámbito profesional, la arquitectura, debo diferenciar primero tres ámbitos: la sostenibilidad social, la sostenibilidad ambiental y la sostenibilidad económica. Como arquitecto, todos son importantes, pero donde tal vez más podamos aportar es en la sostenibilidad ambiental, aunque sin olvidar los otros dos, ya que van intrínsecamente ligados.

De esta manera, en Montepino intentamos proyectar y ejecutar las plataformas logísticas que nos encargan nuestros clientes siguiendo métodos eficientes y sostenibles. Con ello logramos no solo un mínimo impacto ambiental en la construcción de los proyectos que desarrollamos, sino que, una vez puestas en marcha, contribuyan a reducir la huella ambiental y, en definitiva, sumen al planeta en lugar de restar.

 

Edificios más respetuosos con el medio ambiente y más sanos para los usuarios

Arquitectura sostenible, bioconstrucción, arquitectura bioclimática, edificios de consumo energético casi nulo... La variedad de formas en la definición de la arquitectura respetuosa con el medioambiente es casi infinita, igual que las formas de abordarla. Hay gente que da prioridad al impacto de los materiales usados. Otros se centran en el ahorro energético. Algunos prefieren vigilar la salud de los usuarios.

Nuestra manera de abordar el problema -como el propio problema- es global. Los caminos son muchos, pero el objetivo es uno: mejorar la arquitectura para que los edificios que habitamos, donde trabajamos, donde aprendemos, sean más respetuosos con el medio ambiente y más sanos para los usuarios.

En Europa se está avanzando a nivel nor- mativo, con leyes que están estableciendo exigencias cada vez más altas en lo que a eficiencia y ahorro energético se refiere. Una prueba de ello es nuestro querido Código Técnico de la Edificación, en el que ya hasta se menciona a los archiconocidos edificios de consumo energético casi nulo. Asimismo, existen, desde hace décadas, diversos sellos y estándares que sirven para certificar la sostenibilidad de los edificios en todo el mundo: LEED, PASSIVHAUS, VERDE, BREEAM...

De ellos, el más prestigioso es el modelo LEED (Leadership in Energy in Enviromental Design), un sistema de certificación sostenible creado en 1993 por el US Green Building Council (Consejo de la Construcción Verde de EEUU). Montepino apuesta por él desde hace años porque es un sello que mide tanto el nivel de respeto medioambiental, como el nivel de salud de los edificios y garantiza ahorros energéticos de entre el 30% y el 70% con respecto a un edificio convencional.

Edificar bajo este estándar es complejo, costoso y sumamente ambicioso, pero nos asegura importantes mejoras en eficiencia energética y supone el uso de energías alternativas, la mejora de la calidad ambiental interior, la eficiencia del consumo de agua, el desarrollo sostenible de los espacios libres de la parcela y la selección de materiales.

Este certificado, es muy versátil, ya que puede abarcar tanto obra nueva como rehabilitación y edificios de todo tipo y tamaño. El sistema puntúa al edificio en función del cumplimiento de una serie de requisitos enmarcados dentro de cinco categorías: sitios sostenibles (SS), ahorro de agua (WE), energía y atmósfera (EA), materiales y recursos (MR) y calidad ambiental de los Interiores (IEQ). A esto se suma la categoría Innovación en el diseño (ID), que tiene en cuenta, entre otras cosas, las medidas de diseño que no se incluyen dentro de las cinco categorías ambientales anteriores.

El número de puntos obtenidos en los diversos apartados determinará en cuál de los niveles se encuentra el edificio a certificar: certificado, plata, oro o platino. El sistema se aplica desde hace años de manera global en países de todo el mundo, no sin problemas, dado que se basa en la normativa americana y precisa de una adaptación a las circunstancias de cada país.

 

Certificación LEED

La certificación LEED aporta no solo el prestigio de saber que ese edificio es sostenible y respetuoso con el medio ambiente, sino que también supone para el propietario o constructor del mismo una serie de importantes ventajas:

• Los costes de operación son menores, mientras que el valor del inmueble aumenta.

• Se reducen los residuos que se envían a los vertederos, con el ahorro del traslado de los mismos, además de evitar tener que eliminar esos residuos en la naturaleza.

• Se produce una mejor conservación de la energía y del agua.

• Se logran edificios más saludables y seguros para sus ocupantes, tanto si se destinan para viviendas como si son centros de trabajo.

• Se reduce la emisión a la atmósfera de gases nocivos de efecto invernadero.

• En muchos casos los propietarios se benefician de importantes desgravaciones fiscales por contar con este tipo de construcción. 

• En algunos municipios, se mejoran los permisos de zonificación y se obtienen otro tipo de incentivos.

• El impacto en la opinión pública y en la imagen de marca es también sustancial: la concienciación del propietario con el cuidado del medio ambiente tiene un impacto directo en la percepción de su marca por parte de los clientes finales. 

 

Para Montepino esta certificación no es opcional y forma parte de los requerimientos de la compañía como desarrollador logístico. Cualquier edificio logístico de Montepino es objeto de un “Commissioning Report”, en este documento se describen:

• Requisitos funcionales.

• Expectativas de uso y operación del edificio.

• Bases para todo el diseño, la construcción, la aceptación y las decisiones operativas. 

• Requisitos clave de proyecto.

• Requisitos de ocupación.

• Consideraciones y limitacionesmpresupuestarias.

• Criterios de funcionamiento.

• Requisitos de operación y mantenimiento.

• Cumplimiento requisitos LEED.

• Proceso de Commissioning.

• Sistemas objeto Commissioning.

Con toda esta documentación, se cumplen las especificaciones necesarias acorde a los requisitos del sistema de certificación.

 

Construir un mundo mejor

A pesar de que la consecución de un certificado de estas características en todas y cada una de nuestras actuaciones es un trabajo costoso, tanto en tiempo como en dinero, en Montepino lo llevamos a cabo con la determinación del que sabe que hace lo correcto.

Porque buscar una arquitectura sostenible, ya sea con una certificación u otra, no es simplemente aprobar un examen para poder colocar una placa en la fachada de un edificio. Todo este trabajo va mucho más allá. En Montepino estamos convencidos de que, gracias a la sostenibilidad y sus tres fundamentos, estamos consiguiendo construir, edificio a edificio, un mundo mejor.

En definitiva, el fin último de la arquitectura sostenible, desde el punto de vista de mi profesión como arquitecto y de Montepino como promotor, es la verdadera sostenibilidad de cara al futuro, no es una operación de marketing para el presente.

Datos del autor
Nombre Jesús Morlans
Empresa Montepino Logística
Cargo Head of Architectural Project Department
Biografía
Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional