Suscribirse al Boletín
Septiembre-octubre 2019
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
29/07/2015 / Energiehaus Arquitectos S.L.

La primera vivienda Passivhaus en Aragón sigue un sistema de construcción tradicional

La vivienda unifamiliar en Grañén, localidad situada en la comarca de Los Monegros, es la primera casa pasiva certificada bajo el estándar Passivhaus en la comunidad de Aragón por la empresa ENERGIEHAUS Arquitectos. La empresa es  la primera entidad en España que certifica edificios bajo estándar Passivhaus.

La singularidad de esta vivienda es haber optado por un sistema de construcción  tradicional con una estructura de hormigón armado combinada con cerramientos de fachada de doble hoja cerámica y una cubierta de teja cerámica apoyada en tabiques palomeros. La gran mayoría de los  edificios Passivhaus construidos hasta hoy día en España han optado por una solución con entramado de madera. Esta vivienda unifamiliar rompe con esta tendencia, obteniendo unos valores de demanda energética y de confort excelentes a través de un sistema de construcción bien diseñado y ejecutado.

El confort y el ahorro energético obtenido siguiendo el estándar Passivhaus

A través de los requisitos establecidos por el estándar Passivhaus, se obtienen unos elevados niveles de confort y de calidad del aire interior. El consumo energético muy bajo contribuye así a un importante ahorro en la factura energética y evita la llamada "hipoteca energética". La filosofía de las casas pasivas  se basa en la optimización del aprovechamiento solar y de la envolvente térmica de la vivienda a través de la orientación del edificio, el aislamiento, la ausencia de puentes térmicos y un control riguroso de la hermeticidad combinada con un sistema de ventilación de doble flujo con recuperación de calor.

Partiendo del sistema constructivo de doble hoja, se han resuelto los detalles constructivos de los encuentros manteniendo la continuidad del aislamiento térmico para limitar al máximo los posibles puentes térmicos. Las ventanas se han instalado en la capa de aislamiento para reducir el puente térmico que se produce en el perímetro de su instalación. Los vidrios disponen de espaciadores de plástico entre el vidrio y la carpintería para reducir aquí también las pérdidas energéticas. Todas las  juntas constructivas de la envolvente térmica disponen de cintas especiales para minimizar las infiltraciones de aire. Estas medidas garantizan que se mantienen las altas exigencias de higiene y de confort establecidas por el estándar, basadas en la norma internacional de confort, la ISO 7730.

Imagen 2: Detalle constructivo de encuentro de fachada con cubierta e instalación de ventana

Se han realizado todos los cálculos de los posibles puentes térmicos de la envolvente con la herramienta THERM y se han añadido a la herramienta PHPP (Passive House Planning Package) teniéndolos en cuenta en el cálculo del balance energético.

Imagen 3: Análisis con Therm del detalle constructivo de encuentro de fachada con cubierta

La optimización del balance energético de la envolvente opaca y de las ventanas, junto con un esfuerzo en el diseño para minimizar al máximo los puentes térmicos, han sido los puntos clave para valores de demanda de energía inferiores a los establecidos en el estándar Passivhaus.

Imagen 4: Comprobación del cumplimiento de los requisitos del estándar Passivhaus

 

 

Passivhaus

Casa Grañén

Calefacción

Demanda energética

Carga

<15 kWh/m²·a

<10 W/m²

 

10,70 kWh/m²·a

    8,72 W/m²

 

Refrigeración

 

Demanda energética

Carga

<15 kWh/m²·a

<10 W/m²

 

4,45 kWh/m²·a

4,82 W/m²

 

Demanda de Energía Primaria

 

<120 kWh/m²·a

 

112,69 kWh/m²·a

Hermeticidad

 

<0,6/h

 

0,28/h

 

Tabla : Comprobación del cumplimiento de los requisitos del estándar Passivhaus

La complejidad de los detalles constructivos en una vivienda con construcción tradicional

Uno de los retos más importantes en la construcción de una casa pasiva es cumplir con el requisito de la hermeticidad al paso del aire establecido por el estándar con un valor n50 inferior a 0,60 (número de renovaciones /hora de aire con una diferencia de presión entre el interior y el exterior de 50 Pa). La consecución de un valor n50 de 0,28 renovaciones/hora en el test de Blower-Door final realizado en esta vivienda pone de manifiesto el compromiso y el esfuerzo realizado por los arquitectos durante la fase de diseño y por el constructor en la fase de obra así como la sinergia que se ha producido entre todos los agentes que han participado en la fase del proyecto. El control de las infiltraciones adquiere especial importancia en las casas pasivas debido al alto nivel de aislamiento térmico y a la ventilación controlada con recuperación de calor. Llegar a un nivel de hermeticidad tan alto minimiza a las pérdidas energéticas no controladas de la vivienda mejorando el balance energético y reduciendo la demanda de calefacción durante el invierno y de refrigeración durante el verano. Eso es de especial importancia en una región con vientos importantes, cómo es el caso en la provincia de Huesca.

El balance energético durante e el invierno de la vivienda modelada con la herramienta de cálculo PHPP muestra que la demanda de calefacción es muy baja debido a la minimización de las pérdidas combinada con unas altas ganancias solares.

 

Imagen 5: Balance de pérdidas y ganancias energéticas durante el periodo de calefacción

La casa Grañén prescinde de un sistema de climatización convencional

Teniendo en cuenta que la vivienda está situada en una zona como la comarca de  Los Monegros con un clima severo tanto en invierno como en verano, los resultados obtenidos tanto de demanda energética como de carga de climatización demuestran que una vivienda tipo Passivhaus no está ligada a ningún sistema constructivo en concreto sino a la calidad del diseño energético y de la ejecución de la construcción.

Además de cumplir con los niveles de demanda energética del estándar Passivhaus se han llegado a unos valores de carga de calefacción y de refrigeración que han permitido que la climatización de la vivienda se realice a través del sistema de ventilación. Poder climatizar a través del aire de impulsión es la definición genética del estándar para reducir los costes de la construcción. De tal modo, se puede prescindir de un sistema de calefacción convencional (radiadores o suelo radiante). Es importante recordar que el caudal de ventilación en Passivhaus es más reducido respecto a una vivienda convencional, con renovaciones de aire de aproximadamente 0,3 por hora (cada hora a se renueva el 30% del volumen interior de aire). Con este bajo caudal de aire, se evitan molestias de corrientes de aire y se garantiza un consumo eléctrico m muy reducido de los ventiladores.

Esta vivienda unifamiliar en Grañén es la primera casa pasiva certificada en España que se puede calefactar y refrigerar a través del sistema de ventilación sin un sistema de climatización adicional. Para abastecer la demanda de calor y frío, se ha optado por una bomba de calor aire/agua reversible conectada a una batería de agua de post-calentamiento situada en el conducto de impulsión de aire.

La casa de Grañén demuestra que se puede construir una vivienda de consumo de energía casi nulo bajo el estándar Passivhaus sin renunciar a los sistemas constructivos tradicionales y contando con un constructor local que no tiene porque ser especialista en el estándar.

Arquitectos de la vivienda: Antonio y Joaquín Sánchez Climent

Empresa constructora: PRIONSA S.A.

Certificador Passivhaus: Energiehaus Arquitectos S.L.

 

 

 

 

 

Datos del autor
Nombre Energiehaus Arquitectos S.L.
Empresa
Cargo
Biografía
Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional