Suscribirse al Boletín
Enero-Febrero 2021
Anuario
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
22/03/2021 / César García-Caso

La seguridad y el control de accesos en la era post Covid-19

La pandemia por Covid–19 nos ha obligado replantearnos la manera de relacionarnos, conectarnos y comunicarnos. Una situación que afecta de manera directa a los espacios que compartimos para trabajar, comprar o vivir, los edificios. Este momento de emergencia social, las personas necesitamos garantías por parte de los propietarios y operadores de edificios de que estén tomando todas las precauciones necesarias para garantizar nuestra salud y seguridad en estos difíciles momentos. Y ante esta situación, la innovación tecnológica nos está demostrando ser la mejor aliada para afrontar las adversidades.

 

Antes de que apareciera el Covid-19 en nuestras vidas, el uso del reconocimiento biométrico y los sistemas contact-less ya eran una realidad en importantes sectores industriales. El número de sistemas biométricos destinados al control de accesos en edificios aumentó un 59% en los últimos dos años, según un estudio de Recognition Systems, pero la necesidad actual de evitar al máximo el contacto físico entre las personas, ha impulsado el uso de estas tecnologías en los últimos meses.

Según diversos estudios de Johnson Controls entre más de 800 personas responsables de la toma de decisiones en edificios, el 83% de los encuestados ya está invirtiendo en tecnologías de seguridad como el conteo de personas, el distanciamiento social o los equipos de protección personal. Uno de cada dos invierte en tecnologías para los controles de acceso sin contacto, escaneo de temperatura y rastreo de contactos, mientras que el 36% invierte en tecnologías para aumentar la seguridad en los ascensores -sistemas de mejora de la calidad el aire y operaciones contact-less-.

 

Biometría y control de accesos

En un edificio, el aprendizaje automático es fundamental para que los sistemas que dependen del reconocimiento biométrico permitan el acceso de los trabajadores y ocupantes. Antes, los trabajadores nada más llegar a las oficinas tenían que presentar sus credenciales de control de acceso en forma de tarjeta o pin, pero ahora se tienen que enfrentar a otros sistemas para confirmar su entrada. 

El sector de la construcción de edificios está habituándose a implementar soluciones de control de accesos utilizando la biometría en sus proyectos porque no solo les ayuda en temas de seguridad, también aporta Big Data para optimizar al máximo los recursos disponibles.

Actualmente se están popularizando los controles de temperatura interconectados, donde los sistemas de detección de temperatura corporal son capaces de detectar con precisión temperaturas faciales elevadas, con una precisión de ± 0,3 ° C, y a una distancia de entre 1,5 y 3 metros. Ideal para monitorear la temperatura corporal en las entradas a eventos, hubs de transporte y edificios. 

Estos sistemas de detección de temperatura corporal cuentan con reconocimiento facial avanzado para una medición más precisa y evitar falsas alarmas, como cuando una persona lleva una bebida caliente. El sistema se puede utilizar de forma independiente o también se puede integrar en muchas soluciones de gestión de vídeo diferentes, lo que permite una mayor integración, por ejemplo, con los sistemas de control de acceso.

Entre sus características, destacan:

  • Solución completa de detección térmica, que incluye análisis en tiempo real, para medir la temperatura facial de la piel. 
  • Detección remota sin contacto.
  • Medición de temperatura rápida, alta precisión.
  • Detecta y activa una alarma por individuo cuando excede la temperatura especificada

Otra pata importante en el sector de control de accesos está siendo los Sistemas anti-virales inteligentes: Antes de entrar en las instalaciones, este sistema garantiza que las personas se desinfecten las manos. Una vez que el usuario se ha lavado las manos, una señal eléctrica activa un pestillo que abre la puerta o torno correspondiente, procesando hasta 30 personas por minuto. 

 

 

Videovigilancia inteligente

Las cámaras siempre han sido una parte integral de cualquier sistema de monitorización y se utilizan ampliamente, pero en la era post-Covid se han convertido en una herramienta esencial. Están empezando a surgir soluciones de análisis de video basados en inteligencia artificial que ayudan a los propietarios de edificios a mantener entornos seguros para los empleados y visitantes. Sistemas de seguridad que utilizan las cámaras existentes en un edificio para identificar si los ocupantes del edificio se distancian socialmente y usan mascarillas. Esta analítica avanzada proporciona un nivel de precisión muy necesaria para poder aislar e informar de cualquier caso de incumplimiento a los responsables de los edificios. Estas soluciones basadas en un análisis de inteligencia artificial (IA), en lugar de análisis basado en píxeles, están consiguiendo una precisión mejorada y una solución escalable y eficiente para organizaciones donde la salud y la seguridad públicas son una prioridad: Desde oficinas, tiendas minoristas, campus educativos a centros de atención médica.

Sus funciones de notificación automática permiten monitorizar, vincular y buscar zonas con personas sin mascarillas para que las empresas respondan más rápidamente en el caso de infracción mientras garantizan el cumplimiento de las nuevas normas.

Las características adicionales incluyen:

  • Garantizar la entrada de los empleados-clientes de manera más eficiente y simplificada al edificio.
  • Activar las alarmas en función de la ausencia de una mascarilla.
  • Monitorización, vinculación y búsqueda de áreas de infracción en tiempo real.

 

Controles de voz

Los controles de voz son el último paso en cuanto a la seguridad post-Covid en edificios. Este tipo de sistemas, que ya están totalmente integrados en el sector residencial, se están extendiendo cada vez más en las empresas para gestionar los espacios comunes, como en las salas de conferencias. Aun así, en un futuro cercano, los edificios podrán controlar los diversos sistemas que componen los edificios (desde el cambio de iluminación en un área particular, la temperatura ideal a cierta hora del día etc.) de tal manera que aprendan de nuestros comandos de voz y actúen de manera automática sin ni siquiera necesitar intervención humana generando modelos analíticos para el estudio de datos.

De manera inevitable, este tipo de sistemas han llegado para quedarse durante mucho tiempo. La nueva normalidad a la que nos enfrentamos ha cambiado por completo la forma de interactuar entre nosotros y con nuestro entorno. 

Para hacernos sentir seguros en estas situaciones, los edificios españoles deben garantizar un entorno seguro para sus ocupantes de una manera eficaz y poco invasiva. Ahí en donde la tecnología adaptada a la seguridad puede suponer la supervivencia de nuestras infraestructuras. Su capacidad para responder rápidamente a medida que se produzcan cambios nos permitirá afrontar situaciones tan complicadas como la que vivimos actualmente.  

Datos del autor
Nombre César García-Caso
Empresa Johnson Controls
Cargo Security Solution Manager Iberia
Biografía
Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional