Suscribirse al Boletín
Septiembre - Octubre 2017
Últ. arquitectos entrevistados
Últimos artículos Online
Últimos artículos en Descarga
21/11/2017 / Belén López Fernández

Paso de la ITE al IEE, aspectos a tener en cuenta

Debemos iniciar este artículo, con un contexto histórico del cambio de tendencias y necesidades en la gestión de las viviendas, de adaptación a los cambios normativos, y uso de las mismas. Hemos pasado de una importante carencia de viviendas dignas en zonas urbanas, crisis cuantitativa, a una crisis cualitativa, donde el número no es relevante, lo importante es la adaptación a las nuevas demandas de confort con bajos consumos energéticos, a la inclusión de energías renovables, así como instalaciones eficientes, para evitar el impacto en el medio ambiente y los efectos del cambio climático.

Ante la crisis económica, el sector de la construcción se ha enfocado en la nueva planta, y ha aparecido recurrentemente la necesidad de abordar políticas de rehabilitación y adaptación del mismos a las nuevas exigencias sociales. Bajo el epígrafe de rehabilitación, hay una amplia modalidad de intervenciones sobre la ciudad existente, tanto por obsolescencia edificatoria o de uso, como de los conjuntos que forman los tejidos urbanos, y cuya intervención conlleva una adaptación de las ordenanzas municipales. 

La ausencia de datos sobre el estado de los elementos de confort o de accesibilidad, así como del estado de conservación, llevó a la necesidad de la incorporación de la Inspección Técnica de Edificios, usualmente denominada ITE, cuyo objetivo ha sido la acreditación del estado de conservación de un inmueble, específicamente fachadas, estructura, instalaciones, etc. Teniendo en cuenta, que analizando las estadísticas de la ITE (fuente del observatorio de la ITE), indican que aproximadamente el 68% es desfavorable. Por tanto, se ha puesto de manifiesto la necesidad de renovación del parqué inmobiliario, en varios aspectos y con varias administraciones implicadas.

Debemos tener en cuenta que más del 58% del parque edificado es anterior a 1980, existiendo aproximadamente 25 millones de viviendas, de las que la mitad tienen más de 30 años, y más de 6 millones cuentan con más de 50 años. 

La tendencia actual del mercado por razones de la crisis financiera, se orienta hacia una reconversión del mercado inmobiliario y específicamente a la rehabilitación y adecuada conservación del parque edificado existente. En este contexto, España está legislando fomentando la rehabilitación y la adecuación de los edificios al cumplimiento del código técnico de la edificación, estructural e instalaciones, así como la accesibilidad y por supuesto la eficiencia energética.

La edificación es un sector de gran influencia en la evolución del consumo de energía y emisiones de CO2. En el conjunto de la Unión Europea, los edificios son responsables del 40% del consumo total de energía y del 36% de las emisiones de dióxido de carbono.

Disposiciones legales 

La adaptación a las disposiciones Europeas en materia de eficiencia energética han propiciado la aprobación del RD 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios existentes, cuyo objetivo es favorecer la promoción de edificios de alta eficiencia energética, las inversiones en ahorro de energía y contribuir a reducir las emisiones de CO2; el RD 233/2013, de 5 de abril, por el que se regula el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas, 2013-2016 que fomenta la rehabilitación edificatoria para la mejora de la calidad de la edificación y de su debida conservación, de la eficiencia energética y de su accesibilidad universal, contribuyendo a nivel estatal con importantes ayudas económicas  para la financiación de obras y trabajos de rehabilitación; finalmente  la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, con el objetivo de la intervención sobre el parque de viviendas existentes, en el que las medidas adoptadas suponen un ahorro energético considerable.

A nivel de la Comunidad de Madrid, el pasado 26 de octubre de 2016, se publicó el Decreto 103/2016 de 24 de Octubre en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, por el que se regula el informe de evaluación de los edificios en la Comunidad de Madrid y se crea el Registro Integrado Único de Informes de Evaluación de los Edificios de la Comunidad de Madrid (en adelante IEE), que obliga a disponer del Informe de Evaluación de los Edificios a los propietarios únicos de edificios, las comunidades de propietarios y las agrupaciones de comunidades de propietarios de los edificios, que a fecha 28 de junio de 2013, tuvieran ya una antigüedad superior a 50 años, siendo el plazo límite establecido el día 28 de junio de 2018. 

¿Qué es el IEE? 

El Informe de Evaluación de los Edificios tiene por finalidad acreditar la situación en la que se encuentra el edificio en relación con su estado de conservación, el cumplimiento de la normativa vigente sobre accesibilidad universal, así como el grado de eficiencia energética del mismo. Es decir, además de la parte estructural del activo, el técnico verificará la adecuada accesibilidad del inmueble con la consiguiente eliminación de barreras arquitectónicas, complementando el estudio con el estado de las instalaciones (calefacción, refrigeración, etc.). 

¿Quién está obligado a disponer de IEE? 

Los propietarios únicos de edificios, las comunidades de propietarios y las agrupaciones de comunidades de propietarios de los edificios con una antigüedad igual o superior a 50 años con carácter general, o edificios cuyos titulares pretendan acogerse a ayudas públicas con el objetivo de acometer obras de conservación, accesibilidad universal o eficiencia energética, quedando a criterio de los Ayuntamientos, ampliar las tipologías y reducir la antigüedad. 

¿Qué vigencia tiene?  

10 años.

¿Cuál es el calendario de presentación del IEE?  

Si se pretende solicitar ayudas públicas para acometer obras de conservación, accesibilidad universal o eficiencia energética, el IEE deberá estar presentado con fecha anterior a la solicitud de la correspondiente ayuda.

En todos los casos los edificios que tengan 50 años de antigüedad, y no disponen de ITE, la fecha máxima y límite para registrar el IEE es el 28 de junio de 2018. En los casos que dispongan de ITE, se valorará según la fecha de presentación y calendario establecido.

¿Qué pasa si no realizamos ni disponemos del IEE?  

El incumplimiento del deber de cumplimentar en tiempo y forma el IEE tendrá la consideración de infracción urbanística, con el carácter y las consecuencias que la normativa urbanística (autonómica y local) prevea.

¿Quién puede realizar una IEE?

Técnicos competentes según LOE. Es decir, para la adecuada realización del informe, se aconseja que sean equipos multidisciplinares, de Arquitectos e Ingenieros, que cumplimentarán y gestionarán adecuadamente el IEE.

¿Es obligatorio realizar las obras?

Sí. Es la gran novedad. En caso de no disponer de la IEE registrada, el ayuntamiento no concederá ninguna licencia. 

¿Hay subvenciones o ayudas para IEE y las obras de adecuación?

Sí. Serán función del rango – autonómica, local, estatal -, del tipo de actuación, ubicación del edificio, su antigüedad, tipología o uso predominante, entre otros factores. 

¿Qué valor añadido obtendremos con el IEE?

Son varios los aspectos en los que impacta positivamente:

• Cuantificar y mejorar el estado de conservación de los inmuebles, con políticas de rehabilitación integral de los activos, mejorando su valoración en todos los aspectos.

• Fomentar que los inmuebles cumplan con la accesibilidad universal, y la eficiencia energética, para el cumplimiento de los acuerdos en materia de sostenibilidad de la UE, rediciendo las emisiones de CO2, así como el consumo de energía, potenciando la transición a energías renovables, lo que supone un beneficio medioambiental y un ahorro energético importante, y por ello una reducción de los gatos, que según el alcance de la actuación a realizar, se puede cuantificar en una reducción a partir de un 25% como mínimo.

• Aportar información complementaria a los Ayuntamientos, con la finalidad de cuantificar el estado de las construcciones que forman parte de su territorio, con información para asesor a los vecinos en las intervenciones que deben realizar y agilizar la concesión de las licencias, al ser técnicos cualificados los que emitan los IEE.

• Acceder a la solicitud de ayudas y subvenciones que las Administraciones (estatal, autonómica y local) pongan en marcha.

Conclusiones

En conclusión, el IEE lo que permite es ofrecer una fotografía del inmueble, que valorará su estado de conservación, accesibilidad y eficiencia energética, con la finalidad de abordar conjuntamente cualquier actuación que sea necesaria sobre el activo, con el objetivo de minimizar el impacto de las intervenciones y la adecuada coordinación de las mismas, así como actualizar y mejorar la vida útil de los activos, adecuándolos a las exigencias de confort, la eficiencia y reducción de las emisiones, es decir, edificios sostenibles.

En este contexto, ASECENER compañía especializada en Eficiencia Energética, que cuenta con equipos técnicos multidisciplinares, asesora y ayuda en el proceso completo, desde la gestión y registro del IEE, valoración de las obras a desarrollar si procede, solicitud de subvenciones y la consecución de las mismas, en los casos que proceda.

Datos del autor
Nombre Belén López Fernández
Empresa ASECENER
Cargo Arquitecto Colegiado en el COAM y Gerente de ASECENER
Biografía
Próximos eventos
Cursos destacados
Últ. entrevista
Últimos nombramientos