Suscribirse al Boletín
Mayo-Junio 2020
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
10/06/2020 /

Pinearq diseña un moderno hospital para niños en la nueva Eco-City china de Tianjin

El nuevo hospital materno-infantil se está desarrollando en conjunto con China IPPR International Engineering Corporation, empresa que reúne ingeniería, arquitectura y la gestión de proyectos de gran complejidad. El nuevo hospital materno-infantil de Tianjin se suma a los proyectos que Pinearq ha venido desarrollando en China desde el 2011: Hongkou Hospital en Shanghái, Enshi Hospital, First Affiliated Hospital de Zhejiang, Laboratorios Ningbo, la reforma del Anting Senior Housing, y Qin He Yuan Nursing Home Restaurant.

El cliente requería que un edificio verde constituyera un hito en la nueva Eco-City de Tiajin, así que se propone una solución compacta y eficiente. Un edificio compuesto por un podio para las urgencias y el hospital de día, y dos torres altas y estrechas que acogen las unidades de hospitalización. El nuevo hospital se convertirá en un punto de referencia para toda la zona: el edificio será visible desde la ciudad, las vías de tren y el mar.

 

Concepto arquitectónico

La propuesta arquitectónica busca conformar un edificio de escala doméstica, en el que las personas puedan curarse en un ambiente confortable y apacible, en conexión directa con la naturaleza.

La posición de la torre, al norte de la parcela, responde tanto a criterios funcionales y de visibilidad, como a razones de eficiencia energética: para maximizar la luz solar en el interior, la torre se coloca en la esquina más septentrional, así proyecta su sombra sobre la calle de atrás y no sobre otras áreas hospitalarias.

Las plantas de la plataforma se extienden desde el atrio de entrada hacia el sur, para maximizar la exposición de las fachadas a la luz solar y la naturaleza. Al estilo de los antiguos pabellones, las alas que conforman la plataforma se introducen en los espacios verdes propuestos hacia el sur de la parcela.

 

La doble piel

La fachada de doble piel del hospital debe garantizar una gran permeabilidad lumínica, protección de la radiación solar directa y, al mismo tiempo, dotar al edificio de una imagen capaz de asumir todas las variaciones internas que se producirán a lo largo del tiempo y que afectarán a la percepción del edificio desde la ciudad.

Este tipo de solución permite especializar cada capa: una piel interior, regular y transparente, resuelve la estanquidad, la luminosidad y la ventilación natural, a la vez que facilita la máxima adaptabilidad a variaciones futuras del programa; una piel exterior proporciona protección solar y define el aspecto material del edificio.

La superposición de estas dos pieles en planos bien diferenciados aporta un grado de variabilidad considerable a la percepción que se tiene del edificio en función de la distancia a la que se encuentra. En definitiva, se conforma como una textura compleja, variable, capaz de incorporar cambios a lo largo del tiempo, que constituyen factores enriquecedores. Entre estas dos pieles, se sitúan las capas necesarias para facilitar el mantenimiento, la extinción de incendios y la protección contra la invasión de pájaros sin interferir con la estructura portante.

Para minimizar las necesidades de calefacción y refrigeración, todas las partes opacas de la fachada son herméticas y sin puente térmico, y el acristalamiento de la envoltura térmica se realiza con un acristalamiento de doble hoja. Todas las fachadas transparentes estarán equipadas con elementos de sombra externos para reducir la exposición a los rayos solares en verano, así como con protectores solares interiores móviles para controlar la cantidad de luz natural que ingresa.

 

Prefabricación y flexibilidad

Para lograr la mayor flexibilidad de la planta, se opta por un sistema de construcción simple: columnas y forjados sin vigas, prefabricados de hormigón. Todos los elementos que no son estructurales están estrictamente modulados para permitir cambios en un tiempo significativamente corto. Esta flexibilidad y previsión también se aplica a todas las especificaciones técnicas, que se han planificado con suficientes reservas de espacio para cualquier necesidad futura.

 

Eficiencia de la forma

Se diseña un edificio compacto para minimizar los intercambios de energía, mientras se maximizan las vistas a los magníficos alrededores. El diseño garantiza que la mayoría de las habitaciones interiores y todas las áreas exteriores reciban buena iluminación natural. Se optimiza, asimismo, el uso de iluminación natural mediante el control preciso de la altura y profundidad de los volúmenes. Igualmente, la forma y la posición de los patios interiores, así como la orientación general del edificio, garantizan que todas las habitaciones tengan suficiente ventilación natural.

 

Energías renovables

Esta propuesta prioriza el uso de tecnologías destinadas a la producción de sistemas de aire acondicionado a través de agua geotérmica y caliente a través de colectores solares.

La transferencia de calor en las habitaciones se realiza a través de los huecos practicados en los forjados de hormigón. Para la ventilación, se proporcionan y diseñan sistemas RLT y se equipa con un sistema de recuperación de calor. Se proporciona un alto grado de ventilación natural en las zonas para pacientes y para administración, lo que reduce los costos operativos. Se colocan colectores PVT en la cubierta del edificio, que funcionan, además para generar calor y enfriamiento.

 

Cimentación y especificaciones sísmicas

Ya que el edificio consta de dos partes diferentes (la base y la torre), la mejor opción es una combinación de dos sistemas diferentes: aislamiento de la base y colocación de amortiguadores. Aislar la base significa que todas las columnas del edificio estarán separadas de los cimientos por un cojinete elástico de aislamiento; este actúa absorbiendo el impacto, separando el edificio del movimiento del terremoto. Este sistema es suficiente para el sótano, pero solo funciona para edificios de poca altura. La torre del hospital necesita la suma de amortiguadores para evitar el vuelco y controlar el desplazamiento horizontal.

La combinación de estos sistemas significa una reducción del 15% de los costes de la estructura, ya que puede reducirse su rigidez. El rodamiento de aislamiento necesita un espacio libre de 1,5 metros de altura para el control, mantenimiento y sustitución después de un terremoto. Se excava un metro adicional debajo de este espacio, zona que se puede utilizar como zona de estacionamiento.

 

Paisajismo

Las zonas verdes tienen una consideración especial en el proyecto debido a su reconocido poder en ayudar en la recuperación de los pacientes. El diseño de los espacios verdes tiene como objetivo capturar las características propuestas en el plan maestro, combinando los elementos arquitectónicos con los naturales.

Se definen, así, tipologías diferentes: el atrio de acceso principal da la bienvenida a los visitantes con plantas altas de diversos colores y características; en la plataforma se disponen patios con exuberante vegetación local. Entre las dos torres, un moderno jardín vertical discurre en fachada en las zonas de las salas de espera y corredores; además, permite la entrada del aire exterior hasta las habitaciones de hospitalización. Se definen cubiertas verdes para las alas que conforman la plataforma, para la recolección de agua lluvia y un mejor aislamiento térmico.

Alrededor del edificio, en contacto directo con la calle, se diseñan dunas verdes con varios tipos de vegetación y pequeños humedales, que actúan como barreras entre el edificio y el ritmo frenético del contexto. Estas dunas se refieren a la tradición china desde un punto de vista formal y social, con espacios reservados y contemplativos que tienen un impacto positivo en la serenidad y el bienestar del paciente.

 

Smart Hospital

Se propone al hospital desarrollar una tecnología que permita optimizar el rendimiento del edificio, su espacio y la gestión de equipos, así como la atención al paciente, a través de la integración de datos BIM (Building Information Modeling) e IoT (Internet de las cosas) y apoyado en redes en la nube. Se busca lo siguiente:

1. Hospital conectado: el hospital, como infraestructura, crea y procesa datos sobre su funcionamiento, reportando el estado de sus instalaciones, la ubicación de los equipos o el consumo de energía.

2. Personal conectado: los médicos y el personal médico generan información relevante sobre sus actividades y ubicación, lo que permite obtener un conocimiento detallado del modelo de atención médica y de flujos de trabajo dentro del hospital.

3. Paciente conectado: el paciente puede conectarse a diferentes sistemas hospitalarios para acelerar su recuperación, mejorar su experiencia dentro del hospital, recibir información relevante o establecer una comunicación más dinámica e inmediata con el personal médico. 

 

Memoria del Proyecto

En el año 2008, los gobiernos de China y Singapur se unieron para proyectar y construir una ciudad modelo, escalable y replicable, respetuosa con el medio ambiente, y equilibrada socialmente. La nueva ciudad se está construyendo para 350.000 habitantes, en un gran espacio libre en la zona costera de Tianjin, a 40 kilómetros del centro del municipio. La planificación de la ciudad se ha dividido en cinco eco-distritos, cada uno con servicios urbanos y parques empresariales para ofrecer trabajo, recreación y cultura de fácil acceso desde las viviendas.

En esta década, los terrenos baldíos, de aguas residuales y salinas que se escogieron para desarrollar la ciudad, se están transformando en una vibrante smart city que ya está ocupada por 80.000 habitantes y 6.500 empresas. En 2018, se lanzó formalmente la segunda fase del proyecto que se centra en el desarrollo del distrito central de negocios (CBD por sus siglas en inglés), que será el corazón de los 30 km2 que ocupará la ciudad. En los próximos cinco años, se plantean construir arquitecturas icónicas que deberán acoger actividades comerciales y recreativas, negocios, cultura, servicios y vivienda. El trabajo conjunto de los gobiernos ha permitido una clara transferencia de la experiencia de Singapur en una China comprometida con un desarrollo ecológico.

El hospital materno-infantil de la Eco-City de Tianjin, diseñado por Pinearq junto con China IPPR International Engineering Corporation, tendrá 55.000 m2 y contará con 375 camas. El edificio se proyecta a partir de una cuadrícula que permite modular los espacios interiores y toda la estructura se desplaza hacia un lado del solar para crear un gran parque que complementa las zonas verdes de ese nuevo distrito en desarrollo.

Se propone un volumen claro y contundente: un edificio en altura –conectado con el cielo– para los pacientes hospitalizados, y un edificio horizontal –en conexión con la naturaleza– para los servicios médicos y los pacientes ambulatorios. Así, se diseña un hospital formado por una plataforma en la que se organizan los servicios de diagnóstico y tratamiento, y por una torre que acoge las habitaciones de hospitalización y la unidad de cuidados intensivos. Las habitaciones del bloque en altura aprovechan por la fachada sur la luz natural y por la norte las vistas lejanas.

La propuesta, en una ciudad ecológica, está dirigida a crear espacios que permitan procesos de curación en ambientes cómodos y tranquilos. Por eso, las zonas verdes tienen una consideración especial en este proyecto. Se deciden los tipos de vegetación según objetivos diferentes: en el atrio principal se disponen plantas altas y coloridas para dar la bienvenida a los visitantes; las zonas ambulatorias se rodearán con plantas que inviten a la relajación; se pretende, también, incorporar un jardín vertical que dé la cara a pasillos y zonas de espera de la torre de hospitalización.

Asimismo, cada área del hospital tiene características diferentes de forma, materialidad y color para evitar la sensación de monotonía y de espacios indefinidos. La idea de comodidad espacial nace, en parte, de la posibilidad de apropiación del espacio por parte de sus usuarios. Para lograrlo, es absolutamente necesario dar una escala doméstica a todas las estancias, que lleve a todas las personas a sentirse seguras, cómodas y, en última instancia, en casa.

Para optimizar el espacio y los flujos al interior del hospital, se propone una segregación de las circulaciones según la naturaleza específica de los movimientos: los accesos peatonales están diferenciados de los vehiculares, así como los accesos públicos de los técnicos. Esta clara separación garantiza que el flujo de personas y de objetos sea fácil y rápido, sin cruces ni conflictos. La circulación de personas al interior del edificio se organiza alrededor de un gran atrio público, que facilita la orientación hacia cualquiera de los servicios que son públicos (administración, educación, ocio, comercio).

La geometría compacta del edificio y la distribución del espacio interior contribuyen a reducir la demanda de energía. Por otra parte, la resolución geométrica de la fachada se determina con una envoltura continua de doble piel que, además, garantiza el paso de la luz natural hacia los espacios interiores y protege de la radiación solar directa. La elección de una doble piel pretende que cada parte funcione según los efectos internos y externos: así, la piel interior es uniforme y transparente para asegurar la iluminación y la ventilacio?n natural, y para garantizar la máxima flexibilidad si se producen cambios en el programa funcional. La capa exterior protege de la radiación solar y es la responsable del aspecto físico del edificio. La superposición de las pieles, en diferentes planos y orientaciones, da al edificio un aspecto único según la posición y la distancia del observador externo.

Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional