Suscribirse al Boletín
Septiembre - Octubre 2017
Últ. arquitectos entrevistados
Últimos artículos Online
Últimos artículos en Descarga
08/11/2017 / Miguel

Vincent Basuyau

La meta es recuperar el 70% de los residuos de C&D para 2020

Datos de Vincent Basuyau
Nombre Vincent Basuyau
Empresa Comisión Europea
Cargo Responsable de políticas - Construcción sostenible, Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes
Biografía
Para saber más del contenido del “Protocolo de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición de la UE”, Ecoconstrucción ha tenido la ocasión de hablar con Vincent Basuyau, Responsable de políticas - Construcción sostenible, Comisión Europea, Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes.

Entrevista

Los medios españoles están repletos de denuncias de vertederos ilegales de residuos procedentes de obras. Varios estudios han llegado a la conclusión de que cada ciudadano europeo genera al año más de dos toneladas de residuos C&D. Teniendo en cuenta que una tonelada de residuos vale aproximadamente 10 euros, cada año podrían ahorrarse en la UE unos 7.500 millones de euros. ¿Qué hacer y cómo aprovechar estas toneladas de materiales sobrantes de obras demolidas para transformarlos en un activo económico y reducir su impacto medioambiental? La Comisión Europea apuesta por la economía circular y ha elaborado el “Protocolo de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición de la UE” que se presenta en noviembre en Madrid.

¿Por qué es tan importante regular la gestión de los residuos de construcción y demolición en Europa?  

Según el volumen, los Residuos de Construcción y Demolición (RCD) representan la mayor cantidad de residuos en la UE: son alrededor de un tercio de todos los residuos producidos y están regulados a nivel de la UE por la Directiva marco de residuos 2008/98 / CE. El manejo adecuado de RCD y materiales reciclados, incluido el manejo correcto de residuos peligrosos, puede tener importantes beneficios para la sostenibilidad y calidad de vida. Pero también puede proporcionar importantes beneficios para la industria de la construcción y el reciclaje de la UE. El Protocolo de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición de la UE es un documento que debe ser adoptado e implementado de manera voluntaria por los actores nacionales, regionales, públicos o privados que gestionan los residuos de construcción y demolición. Contribuirá a alcanzar el objetivo de la Directiva Marco de Residuos que prevé que el 70% de los residuos de C&D se recuperen para 2020, cerrando el círculo de vida útil de los productos de construcción a través de un mayor reciclaje y reutilización.

¿Podría darnos una estimación aproximada de cómo este programa podría beneficiar los objetivos climáticos y energéticos de la UE?  

El reciclaje de residuos de C&D tiene como resultado un uso reducido de materiales primarios y un menor vertido. Parte de la huella de carbono y energética que incorporan los nuevos materiales de construcción pueden evitarse con dicha reutilización. Evitar el vertido de residuos apoya la protección del medio ambiente, un uso más inteligente de los recursos naturales, el ahorro de energía, una disminución neta de las emisiones de gases de efecto invernadero y además evita las excavaciones en (o la explotación de) las regiones rurales / forestales.

¿Cómo podría el reciclaje de material de demolición impulsar la industria de la construcción europea y ofrecer nuevas oportunidades de negocios y empleos?  

Gran parte de los residuos de C&D se recicla por razones económicas y debe promoverse particularmente en áreas densamente pobladas, donde la oferta y la demanda son geográficamente cercanas. Esto hace que las distancias de transporte sean más cortas para el suministro de materiales primarios, al igual que para los agregados. Reciclar residuos de C&D reduce los costes a lo largo de la cadena de valor de la construcción y, como tal, beneficia a todos los actores: promotores de proyectos de construcción, empresas de demolición, contratistas y gestores y recicladores de desechos. También es necesario comprender las limitaciones del reciclaje: no puede reemplazar todos los materiales vírgenes. Una tasa de recuperación del 100% solo cubriría alrededor del 20% de la demanda actual de áridos.

¿Qué medidas se plantean para aumentar la competitividad de los materiales reciclados frente a los nuevos materiales? ¿Está considerando una certificación para proporcionar una garantía para los materiales reciclados?  

La gestión de calidad es un paso crucial para aumentar la confianza en los procesos de gestión de residuos de C&D y la confianza en la calidad de los materiales reciclados procedentes de C&D. El valor cualitativo de los materiales de construcción reciclados se basa en sus características ambientales y en su rendimiento técnico. Los procedimientos y protocolos de gestión de calidad adecuados permiten a los proveedores controlar y asegurar sus procesos y la calidad de los productos. Podría haber varias formas de validar la calidad de los materiales reciclados, incluida la certificación, la acreditación, el etiquetado y el marcado. Los estándares europeos armonizados que se aplican a los materiales primarios también se aplican a los materiales reciclados. Los materiales reciclados de C&D deben evaluarse de acuerdo con los requisitos de las normas europeas de productos, cuando estén cubiertos por ellos.

¿Qué papel y responsabilidad tendrá el fabricante del producto en el ciclo de vida de sus productos? 

La cadena de valor de la construcción es compleja e incluye constructores y empresas de reformas tanto profesionales como privados. Los costes y beneficios de la gestión de residuos de C&D no se distribuyen por igual a lo largo de la cadena de valor; los costes tienden a incurrirse durante las primeras etapas, mientras que los beneficios tienden a acumularse más adelante. A lo largo del ciclo de gestión de residuos, el control es crucial: todos los contratistas deben contar con la documentación necesaria y las actividades reales deben corresponderse con esto. Esto contribuye a la transparencia y la confianza en el proceso de gestión de residuos de C&D.

¿Quién es el "propietario de los residuos" y responsable de los costes de demolición y reciclaje en construcciones nuevas y antiguas? 

La correcta regulación de la gestión de residuos de C&D requiere que la propiedad de los residuos sea clara, acorde con los marcos legales nacionales existentes y los términos contractuales entre los propietarios iniciales de la construcción o la infraestructura, el contratista de demolición, el intermediario (por ejemplo, el operador de clasificación) operador y el usuario final de los productos reciclados. Tal claridad es una condición para cualquier transacción en la cadena de valor y logra la confianza entre todos los actores involucrados. Además del Protocolo, la Comisión Europea ha desarrollado las pautas de auditoría de trabajos de predemolición y renovación. Una auditoría de residuos antes de las obras de demolición o reforma es una tarea específica dentro de la planificación del proyecto de infraestructura o edificación y es necesaria para comprender y evaluar el tipo y cantidad de elementos y materiales que serán demolidos / deconstruidos y para emitir recomendaciones sobre su manejo posterior. También se puede realizar una evaluación de las rutas de recuperación viables para los materiales, incluida la reutilización y el posible valor de reutilización, el reciclaje in situ o en otros lugar y los ahorros económicos y de energía.

¿Cómo controla el proceso de demolición, la identificación correcta, la separación de fuentes y la recolección de material de desecho? ¿Hay un plan para tratar sustancias peligrosas? 

El Protocolo de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición de la UE detalla diferentes pasos para controlar el proceso de demolición y gestión de residuos a fin de gestionar de forma segura los residuos, incluidas las sustancias peligrosas o no. Las medidas voluntarias al inicio del proceso de gestión de residuos de C&D son la identificación, separación y recolección de desechos en el lugar de origen. La identificación mejorada de residuos requiere definiciones claras e inequívocas; también requiere que se preparen y ejecuten auditorías previas a la demolición de buena calidad y planes de gestión de residuos. Una parte crucial de la separación de fuentes es la eliminación de residuos peligrosos, así como la separación de materiales que dificultan el reciclaje, incluidos los materiales de fijación. La mejora en la recolección de productos para su reutilización y reciclaje también requiere la demolición selectiva y operaciones apropiadas in situ. Durante todo el proceso, la eliminación de desechos peligrosos debe cumplir con la legislación existente (nacional). Dependiendo del Estado miembro, el tratamiento de algunos de estos tipos de desechos (por ejemplo, el amianto) está regulado, mientras que esto es menor para otros (por ejemplo, PCB y HAP). La trazabilidad es importante para generar confianza en los productos y procesos, y para mitigar cualquier impacto ambiental negativo.

¿Hay ya una infraestructura (logística y almacenamiento) existente en Europa para los materiales de C&D y en caso afirmativo, ¿es lo suficientemente fuerte como para enfrentarse al nuevo desafío?

Los residuos de C&D deben ser gestionados localmente. La proximidad de las plantas de clasificación y reciclaje es muy importante para los residuos de C&D, que en el caso de materiales voluminosos como agregados (asfalto, hormigón, etc.) no pueden transportarse por carretera a distancias más largas (normalmente 35 km como máximo). A menos que se transporten en grandes volúmenes por ferrocarril o vía fluvial, las distancias más largas simplemente no son económicamente atractivas, mientras que los beneficios ambientales del reciclaje también disminuyen en distancias más largas.

¿Cómo afectará el nuevo programa los plazos de los proyectos de construcción o reforma?

La planificación adecuada de las actividades de construcción y las actividades de gestión de residuos relacionadas en los lugares de la obra son un requisito previo para alcanzar altas tasas de reciclaje y productos de reciclaje de alta calidad. Es necesario preparar un plan de gestión de residuos orientado al proceso si se va a reutilizar o reciclar cualquier material de las operaciones de construcción, reforma o demolición. Un buen plan de gestión de residuos contiene información sobre cómo se realizarán los diferentes pasos de la demolición, quién los realizará, qué materiales se recogerán selectivamente en el origen, dónde y cómo se transportarán, cuál será el reciclaje, -uso o tratamiento final y cómo hacer un seguimiento. Dicho plan también cubre cómo abordar los problemas de seguridad y protección, y cómo limitar los impactos ambientales. En el plan, debe indicarse cómo se gestionarán tanto los residuos no peligrosos como los peligrosos.

¿Deberían los promotores y constructores cuidar más los materiales de construcción para facilitar la futura demolición?

Las autoridades en diferentes ámbitos pueden proporcionar incentivos para promover el uso de materiales reciclados de C&D. La CE ha identificado al sector de la construcción como un sector prioritario para la contratación pública ecológica desde hace mucho tiempo. Los criterios de contratación pública verde de la UE se han publicado para su uso en edificios de oficinas y construcción de carreteras. Estas directrices adoptan un enfoque de ciclo de vida que aborda no solo el uso de materiales reciclados, sino también la capacidad de diseñar edificios para el desmontaje, lo que permite altas tasas de reutilización y reciclaje al final de la vida útil.

¿Cuáles son los principales países europeos en el reciclaje de residuos C&D y cuál es el promedio de reciclaje en Europa?

Algunos Estados miembros podrían tener más de 50 años de experiencia en reciclaje de materiales con una tasa de reciclaje superior al 90%. Algunas regiones de Europa se están quedando atrás para llegar al objetivo de que el 70% de los residuos de C&D se reciclen para 2020. En un estudio encargado por la Comisión Europea DG Medio Ambiente, ha evaluado la gestión de residuos de C&D con respecto al objetivo 70% para todos los Estados miembros; se han diseñado 4 niveles de madurez; España ha sido clasificada en el nivel 2 en desarrollo. Los otros niveles son: 1-Inicial, 3-implementado; 4-mejorando / optimizando.

¿Cuál es el objetivo de reducción de este programa para Europa durante los próximos años? ¿Cuánto tiempo cree que necesitan los países europeos para alcanzar el mismo nivel en cuestiones de tratamiento de residuos de construcción y demolición?

El éxito de la gestión de residuos de C&D tal como se establece en el Protocolo solo puede tener lugar si se cumplen las políticas y las condiciones marco adecuadas. Hace algunos años, los residuos de C&D solían tirarse en vertederos o rellenarse bajo las carreteras en muchos Estados miembros de la UE. Al aumentar el coste de los vertederos, incluidos los impuestos al vertedero y aumentar la disposición de los clientes a utilizar materiales reciclados, implicando también un mayor conocimiento técnico y más confianza en estos materiales, algunos Estados miembros de la UE han logrado reciclar más RCD (por ejemplo, hasta el 95% en los Países Bajos). Se les ha dado más valor y se han establecido mercados sólidos que funcionen bien. Todas las políticas y condiciones marco deben proporcionar los incentivos adecuados de manera concertada y coherente entre todas las autoridades, desde los municipios, las ciudades y las regiones hasta los Estados miembros y la Unión Europea. Para lograr esto y alcanzar la meta de la Directiva Marco de Residuos de que el 70% de los residuos de C&D se reciclen para 2020, un diálogo entre actores públicos y privados en el campo de la gestión de residuos de C&D es de máxima importancia.

¿Dónde ve las principales barreras a una mayor implementación?

Uno de los obstáculos comunes para reciclar y reutilizar los residuos de C&D en la UE es la falta de confianza en la calidad de los materiales reciclados de C&D. Esta falta de confianza reduce y restringe la demanda de materiales reciclados de C&D, lo que inhibe el desarrollo de las infraestructuras de gestión y reciclaje de residuos de C&D en la UE. La capacidad de reciclaje de C&D disponible es crucial para promover la gestión de residuos de C&D. La factibilidad del reciclaje es más alta en áreas densamente pobladas y urbanizadas. Sin embargo, esto requiere que se reserve espacio y que se emitan permisos para construir tales instalaciones en lugares apropiados cerca de las áreas urbanas, pero este no es siempre el caso. Además, los costes de reciclaje son más altos, que los costes de vertederos/sistemas de eliminación con bajos o ningún impuesto. Este es también el caso en lugares donde existe un número significativo de basureros ilegales y la gestión de residuos es poco estricta. 

¿Cuáles son los instrumentos financieros para acelerar el programa?

Se están llevando a cabo algunas medidas financieras específicas como parte de un plan integral para asegurar materiales de construcción sostenibles y la gestión de residuos: el programa Horizon 2020 gestionado por la DG Investigación e Innovación de la Comisión Europea apoya proyectos de innovación en el área de reciclaje de residuos de C&D. BAMB, FISSAC, HISER, VEEP, Re4, Green Instruct, InnoWEE ...). Mientras tanto, la DG GROW de la Comisión Europea está llevando a cabo un estudio sobre los modelos comerciales de reciclaje de residuos de C&D con el fin de fomentar las inversiones en nuevos proyectos de reciclaje de residuos de C&D.

¿Cuáles son los pasos inmediatos que se deben tomar?

Las restricciones con respecto a los vertederos son un requisito previo para desarrollar un mercado de materiales reciclados de C&D. Una combinación de prohibiciones de vertederos y altos impuestos a los vertederos podría proporcionar los incentivos necesarios. Sin embargo, las restricciones al vertedero siempre deben ir acompañadas simultáneamente de otras medidas, por ejemplo, promoviendo el desarrollo de suficientes instalaciones alternativas de reciclaje de residuos de C&D. La factibilidad del reciclaje es más alta en áreas densamente pobladas y urbanizadas. Los estándares para el uso de agregados reciclados también deben establecerse. La demanda de materiales reciclados de C&D se puede aumentar, por ejemplo, mediante la prescripción de su uso en documentos de licitación pública y privada y el posterior cumplimiento de la disposición.

Próximos eventos
Cursos destacados
Últ. entrevista
Últimos nombramientos