Suscribirse al Boletín
Arquitectura sostenible. Anuario 2018 2018
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
18/09/2018 / Gisela Bühl

Ignasi Pérez Arnal

La propuesta de REBUILD es ayudar al máximo a un sector que se encuentra en una situación inmejorable para adoptar nuevas tecnologías y procesos.

Datos de Ignasi Pérez Arnal
Nombre Ignasi Pérez Arnal
Empresa Congreso Nacional de Arquitectura y Construcción 4.0 de Rebuild 2018
Cargo Director del Congreso de Rebuild 2018
Biografía
Ignasi Pérez Arnal es Arquitecto por la Escola Tècnica Superior de Arquitectura de Barcelona y socio fundador de BIM Academy.

Entrevista

Cada día nos enfrentamos a nuevas terminologías, ¿cómo definiría Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0, que es el tema del congreso que usted dirige?

Sí. Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0 son nuevos términos que implican nuevos procesos y aplicaciones en nuestra sociedad. REBUILD es el evento más importante de innovación de la industria de la edificación, la plataforma que transformará el sector y sentará las bases para el futuro del sector la mano de la tecnología, la industrialización y el consumo casi nulo de energía en viviendas, bajo el prisma del diseño, la innovación y la economía sostenible y circular.

Para poderte definir Arquitectura Avanzada, recuerdo que hace unos años colaboré en la edición de un tomo cuyo título era "Diccionario Metápolis Arquitectura Avanzada". Un libro de 600 páginas que incluía, como todo diccionario, una relación de más de 1.000 nuevos conceptos o al menos que disponían de nuevos significados. De hecho, definíamos Arquitectura Avanzada como aquella arquitectura que acogía la era digital. Si las mayores innovaciones en la historia de la vivienda fueron posibles gracias a la revolución industrial, la actual revolución digital debería proporcionar cambios de la misma envergadura.

En cambio, la Construcción 4.0 no aparecía en ese diccionario que ahora cumpliría 20 años. Es un término que adoptamos de la cuarta revolución en el mundo. La primera fue el vapor, la segunda la electricidad, la tercera la informática y ahora nos llega internet. Pero la construcción pasó de puntillas por la Revolución 3.0 y no queremos que pase saltando la 4.0. En definitiva, por lo que abogamos, es para crear una Construcción Industrializada -un logro que ya de por sí sería espectacular- mediante las tecnologías móviles y digitales.

¿Qué se ha hecho mal en el pasado y cómo se transformará en la próxima década la forma de construir edificios o viviendas?

Esta es una gran pregunta. Si vemos las estadísticas de productividad de los sectores industriales vemos como en los últimos 50 años ha habido una mejora del 250% en todos los sectores. Esto significa que un agricultor que sembraba una zanahoria hace 50 años, ahora recoge más de 2 y media. Y así en todos los sectores: el sector de la automoción, en el textil, etc. En todos los sectores menos en el de la construcción donde la línea de productividad no es que se mantenga sino que incluso disminuye. Eso significa que nuestro sector, cincuenta años más tarde necesita más recursos, más materiales, más energía, más tiempo, más dinero, para hacer menos que antes. Esto es inaudito.

Podríamos además añadir que nuestro sector genera más de la mitad de las emisiones de CO2, más de la mitad del consumo de los recursos en el planeta, más de la mitad del consumo energético y más de la mitad de los residuos. Sólo nuestro sector. No hablemos de que nuestro sector es el que genera más accidentes y siniestros y con la mayor mortalidad.

Tenemos una sociedad que por suerte, o no, no nos ha pedido explicaciones por ello. Pero ahora, toca reaccionar. Podemos saltarnos una revolución pero no dos.

¿Cree que los materiales y soluciones disponibles en el mercado para construir de forma más eficiente y sostenible están a la altura de las exigencias? ¿Cree que hay que investigar más?

Seguro. Disponemos de toda la tecnología necesaria en estos momentos. Lo único que necesitamos es divulgarla y facilitar su adopción. Existen experiencias de edificios en altura construidos con madera, existen prefabricados modulares para construir en horas, existen materiales de alta sostenibilidad, existen sistemas para llegar a la autosuficiencia energética... ¿Qué más necesitamos? 

Y, por supuesto, la investigación es esencial en cualquier ámbito. ¿Aceptaríamos ahora que nos quitaran un diente como hace 50 años? ¿Compraríamos un coche sin aire acondicionado y que necesite 25 litros cada 100 kilómetros? La investigación y su aplicación es fundamental para cualquier sector y REBUILD quiere mostrar también la investigación más avanzada. El equipo de Hybrida mostrará qué es un "responsive building", un edificio que se mueve y reacciona a las condiciones externas y, al mismo tiempo, podremos deleitarnos con unas viviendas oficiales de mucha calidad gracias a la utilización de posidonia como aislamiento térmico. Investigación y aplicación. 

¿Qué potencial ve en las energías renovables y el almacenamiento energético en viviendas y edificios? ¿Cree que el autoconsumo será una tendencia que se impondrá?

El potencial es inmenso. Los automóviles más vendidos en estos momentos son los que utilizan electricidad y los que obtienen potencia gracias al almacenamiento energético en sus baterías. Creo que es un campo donde veremos unos avances espectaculares en nuestros edificios y viviendas. El consumo cero y el autoconsumo no serán opciones, serán realidades.

Lo único que tendremos que hacer es cambiar nuestra percepción de que introducir estas tecnologías en nuestras edificaciones no es un gasto sino una inversión. Y la gente empieza a aprender más rápido en estos momentos.

¿Hasta qué punto cree que es posible aplicar el “cradle to cradle” en la edificación?

Tenemos una sesión específica sobre este tema. La industrialización del proceso constructivo permite pensar en fabricar edificios en vez de construirlos. Y si los fabricamos, al igual que cualquier otro producto, se piensa en ensamblaje. Y si podemos ensamblar, podremos desensamblar y recuperar los materiales que se utilizaron para ese edificio.

Sabemos que de un automóvil, por centrarnos en esta industria, podemos recuperar y reciclar el 98% de sus materiales. ¿Cuánto reciclamos y reutilizamos cuando demolemos un edificio? 

¿Qué ventajas aportan las nuevas herramientas a los arquitectos y cómo se refleja su uso en la fase de construcción y en la obra terminada?

El arquitecto ve como su entorno está cambiando de forma acelerada. Y debe reaccionar lo antes posible. La informática, tanto el hardware como el software, están avanzando con una velocidad incontrolable. Hace apenas tres años nadie pensaba que podía realizar un levantamiento topográfico de un edificio ya construido mediante una cámara y además obtener mayor fiabilidad de todas las medidas. Nadie pensaba que podía colocar cámaras y que, a través de internet, podría realizar las visitas de obra sin haber ido a ellas. El promotor le pide ahora que no se limite a trabajar desde su estudio sino que esté en contacto continuo con todos los agentes que participan en el proceso constructivo e incluso a posteriori para su mantenimiento. La nube también existe para el arquitecto y compartir su trabajo para que los otros compartan el suyo es fundamental. De hecho, es tan fundamental, que la Unión Europea ha creado una directiva específica para que la contratación del diseño y de las obras de un edificio o una infraestructura se realice utilizando mecanismos electrónicos. Ya no hay planos, hay tabletas con la información actualizada en tiempo real. 

Lo que sí debemos vencer es la reticencia de algunos profesionales y corporaciones por mantener el mismo status que hace 50 años. Y quizás es una posición que puede conllevar la muerte por inacción. La propuesta de REBUILD es ayudar al máximo a un sector que se encuentra en una situación inmejorable para adoptar nuevas tecnologías y procesos. 

¿Dejará la digitalización espacio para la creatividad o llegará un momento en el que un programa nos diseñe edificios o casas a la carta?

Esta es una preocupación recurrente. Yo antes me preguntaría por la calidad de los edificios y del espacio urbano que vemos cuando salimos de casa. ¿Es tan creativa y propositiva la arquitectura que nos envuelve? ¿De cada 10 edificios que vemos al salir de nuestra oficina o lugar de trabajo, cuántos son realmente creativos y de alta calidad de diseño?

Pero volviendo a la formulación de la cuestión, ¿es el lápiz el que aporta la creatividad? ¿Y si ese lápiz es digital aporta menos creatividad? No, la creatividad, la imaginación, el diseño depende de mecanismos intelectuales y culturales distintos. En estos momentos, la digitalización nos aporta un proceso más para poder ser más creativos. La ventaja es que si lo hacemos mal, incluso puede ayudar a corregirnos.

Existen apps que diseñan según ciertas reglas y es fácil diseñar procesos. Es un tema de algoritmos, de inteligencia artificial. Pero no nos debemos preocupar. El arquitecto hace tiempo era la persona que sabía construir y sabía darle forma a ese conjunto de materiales. Después pasó a ser quien sabía formalizar pero conocía poco cómo construir. Ahora, mediante estos procesos participativos digitales y en entornos donde se comparte la información y experiencia de cada persona que participa en el ciclo de vida de una edificación, podremos garantizar el diseño, la calidad constructiva y el bajo consumo sin problema alguno.

¿Cree que la digitalización y la automatización de procesos trae únicamente beneficios al sector de la construcción /arquitectura?

Me es muy difícil encontrar riesgos frente a todos los beneficios que conllevan la digitalización y automatización. No veo qué beneficios aporta a un obrero de la construcción poner 14.000 ladrillos desalineados y con cantidades de mortero distintas según la hora en la que nos encontremos. Siempre me ha conmovido la cifra de los más de 600 millones de personas que no tienen hogar en este preciso momento. Durante los últimos 100 años no hemos podido dar solución a esta problemática. Actualmente con impresoras 3D de adobe y tapial veo posibilidades para por fin cumplir lo que debería ser el juramento hipocrático de los arquitectos: que toda persona disponga de un refugio.

Digitalización y automatización han de servir para que no volvamos a batir el récord de muertos en nuestras obras como lo hicimos el año pasado y sin encontrarnos en el máximo boom de construcción. Por ahora creo que digitalización y automatización, después de que la crisis financiera de hace 10 años obligara a reducir a un 20% de empleos de nuestro sector con los mecanismos tradicionales, las nuevas tecnologías han de servir para que esto no vuelva a ocurrir jamás.  

¿Cuáles son en la actualidad las innovaciones que más se están abriendo camino en los estudios de arquitectura?

Diría que la primera es la implantación de BIM. El Building Information Modelling como metodología está cambiando los roles, los procedimientos e incluso los objetivos de los estudios de arquitectura. Es un tema urgente porque la propia legislación lo obligará para finales de año si queremos trabajar con la administración pública. Por otro lado, para introducir materiales y productos dentro de los proyectos, necesitamos utilizar formatos BIM. Y para ello la nueva producción de catálogos digitales BIM o de elementos BIM es una innovación con un crecimiento exponencial. La transformación del estudio de arquitectura en una "Big Room" será el siguiente paso. Y esto, si se hace de forma ágil y precisa, permitirá a los estudios de arquitectura mantener su liderazgo durante el proceso de redacción de los proyectos. Y si quiere tenerlo durante la fase de construcción, sólo deberá invitar a industriales y proveedores a tener allí su base de trabajo.

…y en la Construcción, ¿qué cambios son los que ya se perciben en la actualidad?

Cuando vamos a una obra, es ya habitual ver que disponemos de wifi. Si disponemos de wifi ya tendremos la posibilidad de disponer de impresoras-escáner de grandes dimensiones donde imprimiremos los planos actualizados hasta ese preciso mismo momento. Los obreros de la construcción pueden escribir o dibujar los cambios introducidos y esta será la manera para disponer de los famosos "as-built" reales, útiles.

La obra tendrá volquetes y grúas que excavaran y moverán el material de forma automatizada, detectando a las personas que se encuentran en la obra, evitando accidentes y podrán estar trabajando de noche.

Drones y láser escáneres están midiendo constantemente la evolución de cada paso, avisándonos de cambios o peligros. La construcción off-site levanta edificios en semanas en vez de años y sin producir ruidos, polvo, cortes de calles...  Y un largo etcétera.

Según su opinión, ¿Qué medidas son los que más urgen para impulsar la transformación del sector de la edificación y hacerlo más sostenible?

Ayudar a perder el miedo al cambio. Propiciar la adopción de las nuevas tecnologías. Recuerdo que yo era el mejor ejemplo de reacción a la contra de la utilización del móvil. Necesité que me regalaran tres móviles hasta entender que podía utilizarlo y que no me coartaba mi manera de vivir y de trabajar. Una vez dado el paso, estás cada día pensando en cuál te comprarás próximamente porque ya dispone de funciones que las puedes utilizar en un proyecto en una obra.

Aceptar el cambio de paradigma de una innovación es lo más urgente, y hacerlo en el sector "productivo" más retrasado de nuestra sociedad es lo que lleva a crear movimientos como el de REBUILD. REBUILD no es una feria, no es un congreso. Es un movimiento para transformar la construcción en sector industrializado, en un sector moderno, en un sector que no conlleve la corrupción y especulación. Se trata de ayudar a crear un nuevo sector.

El edificio no es un ente solitario sino casi siempre forma parte de una ciudad, pueblo o por lo menos urbanización, ¿cómo debe ser su relación con el entorno?

Debe ser distinto. Debe relacionarse con su entorno lo máximo posible. Y como no lo hemos logrado hasta ahora, la siguiente revolución va a ser la de conectar todo con todo. Temas de seguridad, de higiene, de consumo, de ocupabilidad, de respuesta ante un incendio... ¿por qué no deben mejorar en un momento en que las nuevas tecnologías pueden colaborar? 

¿Por qué colocamos tan mal, por poner un ejemplo, los paneles solares y las placas fotovoltaicas? La integración de nuevas tecnologías en el diseño arquitectónico es una tarea importante por su impacto en el "look" de una ciudad y más en el "look" de un entorno rural.

¿Qué aporta el Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0 – REBUILD 2018, a los profesionales?

El Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0 es el espacio de intercambio de estas experiencias. Es la oportunidad para conocer y debatir  la aplicación de estos procesos y estos materiales. Es la selección de empresas que tienen en su "core" la innovación y su aplicación. Son tres días que pueden significar el cambio de su profesión. Por eso es una oportunidad óptima para mejorar su "productividad".

¿Cuáles son los objetivos del evento?

Tenemos más de 150 empresas, más de 300 speakers, más de 10.000 personas registradas. Los objetivos de este evento son crear la base para que el cambio del sector de la construcción y de sus profesionales sea lo más positivo posible.

Art. Online
Entrevistas
Cursos destacados
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad, cookies y aviso legal