Suscribirse al Boletín
Enero-Febrero 2021
Anuario
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
18/01/2021 / Miguel / 635

5 lecciones que hemos aprendido acerca de nuestra vivienda tras la pandemia, según Rockwool

En 2020, la ciudadanía se ha replanteado algunas de sus prioridades, entre ellas, el hogar. Por ello, Rockwool, líder fabricante de aislamiento a base de lana de roca, recoge los cinco aprendizajes más importantes del año sobre las casas españolas.

 

El 2020 ha puesto la vivienda en el foco. El hecho de estar tantas horas en casa y que esta se haya convertido en un espacio multiuso ha puesto en evidencia las debilidades del parque residencial español. De hecho, el 90% de los hogares fueron construidos antes de la aplicación del primer Código Técnico de la Edificación y, más de la mitad de estos, antes que existiría cualquier normativa en eficiencia energética. Un dato para destacar si tenemos en cuenta que se estima que el 92% de estos edificios seguirán en pie en 2050.

De esta manera, tal y como apuntan des del sector, los hogares no estaban preparados para el confinamiento. El largo período en casa de los meses de marzo y abril destapó las carencias de estos. “Ruido, frío, calor, poca luz o aumento del gasto energético, son algunos ejemplos de situaciones cotidianas a las que la población se ha enfrentado en 2020 en sus domicilios”, aseguran desde Rockwool, empresa fabricante de aislamiento a base de lana de roca. En este sentido, el mercado inmobiliario ya ha empezado a notar los efectos de la pandemia: ha aumentado la demanda de espacios exteriores, confortables y eficientes.

Por ello, Rockwool presenta las cinco lecciones más importantes del 2020 relacionadas con la vivienda ¡Toma nota y empieza el nuevo año con un hogar más confortable, saludable y eficiente!

 

Es posible mantener la temperatura ideal en casa y ahorrar

Mantener la temperatura adecuada en el hogar durante todo el año es un reto para muchos. Además, a raíz de la pandemia, este problema se ha vuelto aún más visible. De ahí, el crecimiento en la búsqueda de viviendas donde no pasar ni frío en invierno, ni calor en verano.

Este tipo de edificaciones, que los expertos las catalogan como eficientes, son espacios diseñados con materiales aislantes sostenibles como, por ejemplo, la lana de roca, que “por sus propiedades de aislamiento térmico ayuda a mantener una temperatura óptima y constante, lo que disminuye la demanda de energía en el hogar”, aseguran desde Rockwool. Gracias a esta bajada del consumo, “el usuario de en una vivienda media, no pagaría más de 300 euros al año en energía”, añaden.  

Un dato interesante, si tenemos en cuenta que, según IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro Energético), la factura de la luz supone cerca de 2.000 euros anuales por domicilio en España.

Si quieres conseguir un hogar más agradable y que, además, te ayude a ahorrar, la lana de roca es tu mejor aliado.

 

Si el ruido nos impide concentrarnos, el motivo podría ser la falta de un aislante acústico

La mayoría de las personas, cuando escogen una vivienda lo hacen basándose en criterios de precio, ubicación y estéticos, pero no suelen tener en cuenta los niveles de confort acústico que ésta pueda aportar.

En cambio, durante estos meses, nos hemos dado cuenta de que este aspecto es fundamental a la hora de adquirir un domicilio. El hecho de compaginar la actividad laboral con la familia y el ocio en el mismo espacio ha sido un desafío para muchos. “No contar con un buen confort acústico puede reducir los niveles de concentración hasta en un 48%”, explican desde Rockwool.

Por ello, aislar correctamente las viviendas es necesario para poder concentrarse, ser más eficientes en el trabajo y estar más relajados. Una buena manera de hacerlo es con soluciones aislantes a base de lana de roca. Un material versátil que absorbe los ruidos de los pisos y salas contiguas. Aplica este consejo a tu hogar y se convertirá en un espacio de lo más silencioso y relajante.

 

La necesidad de tener espacios al aire libre

El confinamiento nos ha hecho apreciar más aquellos rincones de la casa con luz natural o salida al aire libre… No obstante, pocas personas han podido disfrutar de ellos. Hoy en día, en España, solo entre un 10% y un 20% de los edificios disponen de espacios exteriores y, la mayoría de ellos se encuentran en bajos y áticos.

En este sentido, disponer de un espacio exterior para tomar el sol o, simplemente, para que nos dé el aire, se ha convertido en uno de los grandes privilegios del 2020. De hecho, en las grandes ciudades ya se ha disparado el interés por casas con terraza o estancias al aire libre. Un cambio que, sin duda, marcará la arquitectura de los próximos años.

 

La rehabilitación de viviendas, una asignatura pendiente en España

Otro de los temas estrella del 2020 ha sido la rehabilitación de viviendas. El objetivo de renovar y rehabilitar energéticamente más de 1 millón de casas se definió antes de la pandemia. Sin embargo, ahora, con las crisis del COVID-19, se ha vuelto fundamental para impulsar la economía del país de una forma sostenible.

En la última década, en España, se han rehabilitado en profundidad aproximadamente el 0,8% de los edificios. Mientras que, en otros países como Francia o Alemania, este porcentaje aumenta por encima del 15% de su parque edificado. Una actividad poco “ambiciosa” en España, según los expertos. Rockwool afirma que “invertir en rehabilitación permitiría disponer de espacios más confortables, saludables y sostenibles, que disminuirían el impacto ambiental”.

De hecho, actualmente, los inmuebles son responsables del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea. Así pues, y ante el desafío de la UE hacia la senda de la descarbonización, meta fijada en 2050, España ha anunciado que invertirá 5.300 millones de euros en la renovación y rehabilitación de edificios. Con estas ayudas, el Gobierno pretende reformar casi 500.000 viviendas entre el 2021 y el 2023. La inversión en esta actividad supondrá la creación de empleo en un sector crucial para la economía española, como el de la construcción.

 

El nuevo CTE, una medida que no termina de convencer al sector

Seguramente, en los últimos meses, hayas oído hablar de la actualización del nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE). Un avance que está alineado con las recientes iniciativas legislativas nacionales y europeas enfocadas a ahorrar energía y fomentar las energías renovables.

Con la modificación del documento, el sector esperaba que éste fuera más exigente en algunos puntos, como, por ejemplo, en los relacionados con la seguridad frente al fuego. Un aspecto fundamental si tenemos en cuenta que, actualmente, debido al uso de materiales combustibles, los incendios en los edificios se propagan entre 5 y 10 veces más rápido que hace 50 años.

Por ello, y pese a la mejora de algunos aspectos relacionados con la eficiencia energética, salubridad, confort y seguridad, los expertos señalan que “ha faltado ambición, ya que existen los mecanismos y herramientas para mejorarlo aún más”.

En definitiva, el 2020 ha sido un año clave para el sector de la edificación que afronta un 2021 lleno de retos.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional