Suscribirse al Boletín
Septiembre - Octubre 2017
Últ. arquitectos entrevistados
Últimos artículos Online
Últimos artículos en Descarga
14/11/2017 / Gisela Bühl / 336

Clima de consenso para mejorar la gestión de residuos de construcción y demolición en España

El nuevo Protocolo de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición en la UE elaborado por expertos del sector y de la Comisión Europea, y que fue presentado hace pocos días en Madrid, ha sido acogido con gran interés por todos los profesionales que acudieron a la cita. Aunque las propuestas del documento clasificado como “soft legislation” no son vinculantes, su seguimiento podría dar el empujón necesario para alcanzar el objetivo europeo de reciclar el 70% de los residuos de construcción y demolición (RCD) hasta 2020.

La jornada que tuvo lugar en las oficinas de la Comisión Europea contó con la asistencia y participación de las principales asociaciones empresariales, entidades y organismos del sector. Gunther Wolff, Delegado de la Dirección General de Medioambiente de la Comisión Europea presentó los contenidos del protocolo para posteriormente dar paso a las ponencias y una mesa redonda que contó con  representantes del Consejo Superior de la Arquitectura de España (CSCAE), del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, la Asociación Española de empresas Constructoras (SEOPAN), el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE), la Confederación de Fabricantes de Productos de Construcción (CEPCO) y la Asociación Española de Demolición (AEDED).

Las principales medidas del Protocolo que se basan en el concepto de la Economía Circular se agrupan en la mejora de la identificación de residuos, la separación según el origen y la recogida, teniendo especial cuidado con la separación de residuos peligrosos. Por otra parte, se reclaman también mejoras en la logística de los residuos y en su procesamiento, un incremento en la gestión de calidad así como un claro marco normativo.

En general, el encuentro estuvo marcado por un gran consenso entre los asistentes. Todos estaban de acuerdo en que había que actuar tanto por razones medioambientales como por el enorme potencial económico que ofrece el reciclaje y la reutilización de los RCD. En la actualidad cada ciudadano europeo genera al año más de dos toneladas de residuos de construcción y demolición, y el coste por tonelada es de 10 euros. Esto significa que la Unión Europea podría ahorrar cada año cerca de 7.500 millones de euros gestionando y utilizando mejor estos materiales.

Durante su intervención Manuel Osuna, delegado de AEDED, insistió que el protocolo permite transformar el residuo en una oportunidad de negocio, aprovechando un sistema de economía circular. Para Osuna es importante hacer llegar el mensaje sobre todo a las pequeñas empresas en España ya que forman la gran mayoría en el sector. “Concienciación, Vigilancia y Sanción, si hace falta” son según él las herramientas para que aumente la gestión correcta de los RCD.

Combatir el gran desconocimiento sobre los RCD en España fue otro punto comentado durante la jornada. En este sentido coincidían los presentes en que a pesar de los logros ya alcanzados aún hay un largo camino por recorrer. Lucía Monforte, delegada de SEOPAN, hizo hincapié en que los promotores por falta de confianza en la calidad de los productos reciclados suelen preferir el uso de materiales vírgenes en las obras. Además destacó que “hoy por hoy es más barato comprar material nuevo que material reciclado”. Para luchar contra esta situación, ella considera que hay que crear un mercado que demande los productos reciclados tanto en proyectos privados como públicos y la Administración podría ayudar a ello.

Otra necesidad que señalaban como imprescindible tanto Juan López-Asiain, del CGATE como Helena Granados del CSCAE, es una mayor formación de los técnicos. Por ello, José Blanco, Secretario General de la Asociación Europea de Demolición (EDA) y moderador del evento pidió a los asistentes su opinión con respecto a la creación de la figura de un supervisor medioambiental independiente dentro de las obras. La idea fue aplaudida por todos, aunque precisaban que habría que perfilar muy bien sus funciones. 

En general alababan todos la iniciativa europea y el contenido bien estructurado y claro del Protocolo. Entre las sugerencias finales para introducir nuevos aspectos en la normativa española los asistentes pedían sobre todo herramientas a la Administración y transparencia para todos los agentes involucrados en los procesos de obra.

El evento fue clausurado por Juan Francisco Lazcano, Presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), que subrayó “las medidas necesarias para la transición ya están identificadas ahora solamente hace falta que todos los agentes implicados se comprometan de una manera efectiva.”

Próximos eventos
Cursos destacados
Últ. entrevista
Últimos nombramientos