Suscribirse al Boletín
Septiembre - Octubre 2017
Últ. arquitectos entrevistados
Últimos artículos Online
Últimos artículos en Descarga
02/08/2017 / Miguel / 483

¿Cómo mantener segura nuestra segunda residencia tras las vacaciones?

Ya sea un apartamento en la playa o una casa en la montaña, tener una propiedad a distancia siempre provoca cierto temor por saber si durante el periodo en que no estamos en nuestra segunda vivienda estará todo en orden y sin riesgo de sufrir ninguna adversidad. Robos, inundaciones, escapes de gas, luces encendidas por descuido… son hechos que pueden ocurrir en cualquier momento sin que nos demos cuenta a tiempo para reaccionar.

Ante ello, ¿cómo podemos mantener segura nuestra segunda residencia y evitar cualquier contratiempo? Los avances del sector apuntan hacia la digitalización de los hogares como el futuro para controlar de forma remota y desde un simple smartphone toda una vivienda, y los expertos de la compañía Loxone aseveran que con una simple aplicación móvil podemos desde detectar la rotura de un cristal, una fuga de gas o la apertura de una puerta al exterior hasta regar las plantas y cortar el riego cuando llueva. Desde la empresa detallan los beneficios que supone tener una Smart Home como segunda residencia para la seguridad de un hogar:

 

Incremento de la seguridad

Uno de los puntos importantes es poder saber si alguien está intentando entrar en casa. Detectar la apertura de salidas al exterior, rotura de cristales, presencia inesperada en el interior o en el jardín… todos estos fenómenos se pueden conocer con los mismos dispositivos de la Smart Home como contactos de ventana o sensores de presencia e informar al propietario si alguno detecta movimiento inesperado. Enlazado con el siguiente punto, las alarmas técnicas permiten saber si existe alguna fuga, si se ha roto algún componente del circuito de calefacción y detectarlo a tiempo, de modo que se pueda actuar y nos ahorremos accidentes derivados.

 

Optimización del ahorro

Asegurar que todas las luces han quedado correctamente apagadas, que las tomas de corriente están desactivadas, el agua cerrada y la temperatura regulada para que no exista ningún gasto. Esta información se puede monitorizar también desde una app en el smartphone o tablet sin movernos del sofá. Si la casa tiene jardín, la integración del sistema de riego permite que el césped y las plantas puedan estar en perfectas condiciones incluso sin estar ahí de forma presente. Regar periódicamente el césped pero desactivándolo si hay lluvia permite que el gasto sea óptimo para tener buenos resultados sin gastarse más de lo que realmente se necesita.

Las válvulas paras piscinas también permite automatizar algunos procesos y enviar la información relevante al respecto: control del nivel del agua, control de la cubierta, control de temperatura (especialmente para piscinas climatizadas) o el control del nivel de pH para saber exactamente la proporción de químicos que necesita.

 

Fortalecimiento del confort

Se trata de regular la calefacción o el aire acondicionado para que en cuanto lleguemos a la casa esté a la temperatura correcta, tanto en verano como en invierno. Realizar este simple control de forma remota permite poder tener un plus importante de confort en aquellas segundas residencias que necesitarían un tiempo elevado para obtener la temperatura deseada a nuestra llegada.

En relación al confort, estamos hablando de una Smart Home, de forma que en cuanto se están pasando las vacaciones en esta vivienda, el control de la iluminación mediante escenas, la temperatura perfecta en cada momento, la seguridad de que todo está cerrado cuando nos vamos y la automatización de algunos de los procesos de mantenimiento del jardín nos aporta tranquilidad y bienestar durante fines de semana o vacaciones.

 

Próximos eventos
Cursos destacados
Últ. entrevista
Últimos nombramientos