Suscribirse al Boletín
Septiembre-octubre 2019
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
19/03/2019 / Miguel / 395

Dom Arquitectura proyecta una vivienda eficiente en la Cerdanya con sistema de ventilación Zehnder y radiadores Runtal

Rodeada de un entorno de naturaleza privilegiado con unas vistas fantásticas del parque natural del Cadí y el Valle de la Cerdanya, el proyecto estaba condicionado por una exigente normativa de la zona, la cual obligaba a construir con los materiales exteriores tradicionales como la piedra y la teja cerámica de la cubierta. La casa pretendía integrarse en el lugar y en las casas del pueblo existentes, utilizando sus mismos materiales y elementos básicos de la construcción, un reto importante teniendo en cuenta que se buscaba un estilo contemporáneo.

“Tomamos la decisión de construir la casa con estructura de madera, afrontando el proyecto desde una estrategia bioclimática, para conseguir una casa eficiente y sostenible. Usando este sistema constructivo reducimos también los residuos de la construcción”, explica Dom Arquitectura. 

En este sentido, “se usó el sistema ComoAir Q de Zehnder, para la renovación del aire; la estructura de madera y el hecho de hacer una casa tan aislada, nos obligaba a tener en cuenta temas como la hermeticidad, la transpirabilidad y la renovación de aire, que se conseguía mediante un sistema de un recuperador de calor de doble flujo, como el Zehnder Comfoair Q.

Este sistema le permite a la casa respirar y garantiza la salubridad del aire interior de forma continuada sin tener que abrir ventana ni perder calor, además de controlar la humedad del aire”, concluye el estudio.

 

Comfoair Q

Se trata de un sistema de ventilación con recuperación de calor de alto rendimiento -hasta un 96%- que garantiza aire de calidad, sin polvo y una humedad adecuada. El aparato cuenta con intercambiador de calor en forma de diamante, con una mayor superficie para ofrecer una mejor recuperación del calor y una menor resistencia de aire para garantizar un bajo consumo de energía. La tecnología de ventiladores FlowGrid logra una unidad más eficiente y silenciosa y el sistema de presión constante FlowControl garantiza una máxima recuperación del calor y un suministro equilibrado de aire sin polvo y con una higiene máxima.

El sistema cuenta con un By-pass modulante en línea que permite obtener una información continua del clima exterior e interior a través de unos sensores de humedad. De este modo es posible adaptar el clima interior de las estancias en función del promedio de las lecturas obtenidas durante los días anteriores.

Además, gracias al sistema de precalentamiento modular, es posible un control de la temperatura de entrada del aire y optimizar así su suministro, reducir las pérdidas de presión y el consumo de electricidad.

 

JET-X

Para este proyecto también se han utilizado varios radiadores Jet-X de Runtal por sus características estéticas así como su eficiencia energética. Este radiador queda completamente integrado en pasillos y habitaciones de la vivienda. Jet-X fue creado en 1981 como el primer radiador mural con cámara de aire entre tubos planos. Diseñado para todo tipo de usos en los que se requiera un sistema de calefacción de reacción inmediata en términos de emisión de calor. La distancia entre los tubos es de tan solo 4 milímetros y su reducido volumen de agua interno facilita que este radiador caliente los espacios de forma extremadamente rápida y eficiente.

 

El proyecto (memoria de Dom Arquitectura)

El terreno tiene una pendiente importante del 20%. La intención era construir la casa en una sola planta, para participar al máximo del jardín. Propusimos hacer el acceso a la casa a nivel de la calle, teniendo solo el vestíbulo y el garaje a esa cota, y ubicar el resto de la vivienda a una cota de 2,6m por debajo de la calle. Decisión que nos implicó enterrar parte de la casa, integrándose así en la topografía del terreno.

La entrada principal de la casa se hace a nivel de la calle. Siguiendo el recorrido hacia la planta baja nos encontramos con dos ventanas que nos enmarcan las vistas del valle y de las montañas del parque natural del Cadí.

La planta Baja en forma de L, está formada por dos alas claramente diferenciadas, la zona de día totalmente abierta y orientada a sureste, y la zona de noche más compartimentada, orientada a suroeste. Entre una y otra hay un desnivel de 55cm que nos permite adaptar mejor la forma de la casa al terreno de la parcela.

El pasillo de acceso a las habitaciones es un espacio estrecho y alto, donde se plantea un gran lucernario corrido que inunda la estancia de luz natural, dando vida a un espacio residual. La pared del pasillo, al estar enterrada, se trata con unas arcillas naturales que nos ayudan a controlar la humedad en este espacio.

Se proyectan 3 dormitorios exactamente iguales, pensados para los 3 hijos de la familia. Pero actualmente dos de las habitaciones quedan unificadas, para generar una gran habitación de niños, para, que ahora que son pequeños, tengan un gran espacio para jugar y puedan dormir todos juntos. La otra habitación queda para invitados y al fondo del ala se sitúa la habitación principal.

Los lavabos se incorporan a los dormitorios, quedando como única parte cerrada la ducha con el inodoro. Al estar tocando a fachada, ese espacio tiene ventilación y luz natural, además desde la ducha se pueden contemplar las vistas de las montañas. En la habitación principal además del volumen de inodoro y ducha, también contiene la bañera con una ventana más baja con el mismo objetivo de poder disfrutar de la naturaleza.

La madera es la protagonista del interior, las paredes y los techos de toda la casa están revestidas de plafones de madera de abeto, el pavimento es de un parquet flotante de roble natural, de un tono similar al resto de madera. Las carpinterías exteriores también son de madera de pino con un barniz mate, todo en los mismos tonos. Las paredes de distribución interior de farmacel están pintadas con una pintura ecológica y transpirable.

La estructura de muros y cubierta de la casa también está hecha en madera de pino. Por lo tanto, prácticamente con un solo material, tratado de diferentes maneras, se resuelve gran parte de las soluciones y acabados interiores. La madera que hay en el exterior es pino negro. El resto de materiales son la piedra en fachada, la teja en cubierta y por último el hierro como otro material polivalente, que nos permite los detallar mejor los acabados: en el exterior se usa para los marcos de la ventanas y canalones de cubiertas, y en el interior para formar luminarias, chimenea, escaleras y otros remates. El hormigón solo se utiliza para la cimentación y contención de tierras. 

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional