Suscribirse al Boletín
Septiembre-Octubre
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
08/01/2016 / Gisela Bühl / 1078

El modelo TR3 ilumina el Estadio Nuevo Malecón de Torrelavega

La empresa aragonesa Airfal fabricante de luminarias comunica que ha suministrado el modelo TR3 al Estadio Nuevo Malecón de Torrelavega. La iluminación de zonas deportivas es en muchas ocasiones un problema para arquitectos e ingenieros. Son muchos los parámetros a tener en cuenta, desde la normativa vigente, hasta el lugar de colocación y el tipo de instalación deportiva. Para profundizar en este tipo de proyectos desde Airfal le han pedido su opinión a Javier Terán, arquitecto del estudio MMIT Arquitectos y encargado del diseño del Estadio Nuevo Malecón. Para Terán, “la iluminación es un elemento más y por tanto la dualidad diseño-función debe ir unida.”  

La normativa para este tipo de instalaciones se rige por el Reglamento Electrotécnico para baja tensión (RBT en España), así como la EN 12464.1 en lo relativo a iluminación.

Para simplificar la búsqueda, se dividen las luminarias y sus características por las zonas de instalación.

Pista deportiva:

Las luminarias más utilizadas y recomendadas para las pistas deportivas son los Proyectores de halogenuros metálicos. Se trata de una luminaria técnica industrial con una gran intensidad lumínica y de muy bajo consumo, lo que la hace ideal para este tipo de proyectos. Para Terán “es importante distinguir si la instalación es pública o privada. En el caso de un mantenimiento público se debe proyectar con la intención de un mantenimiento económico y de fácil acceso”.

Los proyectores de halogenuros permiten variar su potencia desde los 70 hasta los 2000W, lo que posibilita elegir la más adecuada en función del tamaño de la pista que queramos iluminar y de la categoría de la misma. Para Terán Por ejemplo, para una pista de tenis de un particular, utilizaríamos cuatro proyectores de 250W, mientras que para un club oficial donde se televisan los partidos, utilizaríamos proyectores con potencia entre 1000 y 2000W. 

Spas y balnearios:

Los spas, por sus características y la gran humedad de todas sus instalaciones necesitan siempre una luminaria estanca. Este tipo de lámparas tienen una IP (resistencia a la penetración de líquidos y polvo) muy elevada, y un IK (resistencia a impactos) también superior a muchas otras luminarias. Esto evita que la humedad afecte al cuerpo y por tanto a su funcionamiento.

Dentro de los spas también cabe destacar la diferencia de temperaturas que se alcanzan en función de la zona de la instalación. Si se trata de una zona con temperatura que podríamos definir como normal como una piscina o salas de masajes, nuestro técnico de Airfal, Carlos Jiménez, recomienda una estanca tubular con IP68 e IK10, como la TR3, la TR2 o la Rinox. Mientras que para zonas donde la temperatura aumenta como las saunas o los baños de vapor, recomendaríamos una luminaria especial como nuestra Resist en su versión para altas temperaturas.

Zonas comunes: pasillos, cafeterías

Estas zonas son las más sencillas de iluminar puesto que se rigen por valores estéticos y funcionales, así como por las características del edificio y el presupuesto del proyecto. En este caso las lámparas más recomendadas son las de la familia de iluminación residencial, cuyo IP e IK no es necesario que sea muy elevado. Para estas zonas nuestros expertos aconsejan Downlights, el modelo Orion, Pegasos o TR1.

Vestuario:

Los vestuarios también son zonas donde se acumula mucha humedad aunque no se alcanzas temperaturas muy elevadas. Por ello, la familia de luminarias más recomendada también es la luminaria estanca. En este caso habrá que tener en cuenta el diseño del vestuario, así como el nivel de protección a los golpes que debe tener en función del perfil del usuario.  En el caso de un vestuario normal, la luminaria que se recomienda desde el equipo técnico de Airfal es la Supra, una lámpara con una protección IP65. Si bien, para vestuarios con riesgos de actos vandálicos, se recomienda una luminaria con una IK superior, como nuestra Rinox o la Resist. En ocasiones, por estética o requerimientos de la zona, se necesitan luminarias con un diámetro más reducido, es en estos casos cuando nuestros expertos recomiendan el modelo TR4 o la luminaria Compact

A pesar de que esta división ayuda a simplificar la búsqueda, en el caso de los estadios de fútbol no es tan sencillo. En estos proyectos Javier Terán afirma que es preciso tener en cuenta “que un mismo campo de futbol se puede proyectar para usos múltiples, lo que modifica todas las variables del diseño”.  Para el caso concreto del Estadio Nuevo Malecón, el arquitecto explica que su planteamiento se vio supeditado “por su uso de dos horas a la semana y destaca que es en este caso cuando la iluminación toma una gran importancia, ya que el edificio deja de ser un campo de futbol y se transforma en un elemento de iluminación urbano.”

Para este proyecto, Terán se decantó por la TR3 de Airfal, “ya que casaba con los objetivos proyectados en el campo. Una luminaria sencilla, que aporte una buena iluminación y con un mantenimiento económico. A su vez el diseño con tubos nos encajaba en el diseño de instalaciones vistas en clara referencia a la industria de la ciudad de Torrelavega. Desde luego nos sorprendió gratamente el resultado.”

No es la única instalación deportiva en la que las luminarias Airfal están presentes, ya que el campo de Fútbol Nuevo San Mamés se ilumina con las lámparas aragonesas, así como el Estadio de Cornellá, el Pabellón Reyno de Navarra o el Gimnasio Femenino de Zaragoza entre otros.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional