Suscribirse al Boletín
Septiembre-Octubre
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
01/10/2019 / Gisela Bühl / 194

El suelo radiante ofrece excelentes resultados con los pavimentos de madera

La Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet (ANFP), mediante unos ensayos realizados en colaboración con las prestigiosas empresas UPONOR, LAFARGE y BONA, ha conseguido disipar dudas y demostrar que el suelo de madera, colocado sobre un sistema de climatización radiante, ofrece resultados excelentes. De hecho afirman que el suelo de madera, con la elección adecuada de la especie y la instalación bien realizada, garantiza una total estabilidad.

En las viviendas la madera ha demostrado a lo largo de la historia sus ventajas. Además, de ser un material excelente en cuanto a aislamiento térmico y acústico, ha demostrado sus propiedades para regular la humedad del ambiente, debido a su composición y características intrínsecas, como es su porosidad.

Para climatizar las viviendas se recurre cada vez más al suelo radiante, y por el crecimiento de este mercado tanto la Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet (ANFP) como sus socios industriales han querido proporcionar información contrastada al respecto. Los resultados de los ensayos realizados han confirmado que los sistemas de climatización radiante son totalmente compatibles con los suelos de madera.

La instalación de un suelo radiante consiste básicamente en colocar los conductos de calor, que se distribuyen en el forjado, interponiendo un aislante térmico para evitar que el calor se disipe hacia la planta inferior. Sobre los conductores se coloca una capa de mortero de cemento o anhidrita y arena de un espesor mínimo de 4 cm y máximo de 6 cm y luego va el solado. Tras la instalación del suelo radiante, se puede colocar un suelo de madera.

Para obtener unos resultados óptimos en el suelo radiante, el pavimento de madera puede ser tanto macizo como multicapa, pudiendo llegar a grosores de hasta 22 mm utilizando maderas nobles de 600 kg/m3 de densidad y sustratos, en el caso del multicapa, del orden de 500 kg/m3 de densidad. En el caso particular de la tarima de madera maciza, el espesor podría llegar hasta los 28 mm siempre y cuando la madera tenga densidad igual o superior a 700 kg/m3.

Se recomienda utilizar especies de madera que sean clasificadas como poco o medianamente nerviosas según la norma UNE-EN 56540. La norma UNE-EN 56810 también recomienda de forma general realizar la instalación encolada si el grosor del parquet es superior de 15 mm.

La resistencia térmica de estos pavimentos de madera tiene que ser inferior a 0,17 m2·k/W como exige la norma UNE-EN 56810, en el apartado 11.6.

Los ensayos realizados por la Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet revelaron también la reacción de dos tipos de suelo de madera; macizo y multicapa en el uso de climatización radiante. Dichos ensayos se han realizado en un laboratorio acreditado por Enac y mediante la aplicación de normas UNE.

Estos ensayos se han realizado en una cámara de ensayo con una capa de mortero de 46mm. La temperatura del agua que circula por el sistema de calefacción radiante oscila entre 35 y 45ºC con un caudal de 200l/h.

En el ensayo se analiza la relación temperatura – tiempo, las curvas de calentamiento y enfriamiento y las temperaturas de superficie.

El objetivo principal era conocer, en un sistema de climatización radiante de la firma UPONOR, sobre el que se colocaba un suelo de madera (en un ensayo suelo de madera macizo y en otro ensayo con suelo de madera multicapa), el tiempo en alcanzar la temperatura de confort, la potencia de enfriamiento, tiempo de enfriamiento, mermas en la tarima de madera y verificación del ancho de la junta entre tablas.

En el caso de suelo de madera maciza se ha analizado la respuesta del suelo de madera en variación del ancho de la junta entre tablas, variación en curvatura y aspecto superficial. Los resultados se harán públicos próximamente, y son excelentes. En ningún caso superando los valores límite y llegando a variar el suelo de madera maciza expuesto a calefacción radiante 0 milímetros, lo que supone una estabilidad absoluta.

En el caso de suelo de madera multicapa, se ha analizado las variaciones dimensionales igual que en el ensayo del suelo de madera maciza. En este caso también son excelentes, con variaciones dimensionales nulas y nunca llegando a los valores límite.

En definitiva, con estos ensayos se demuestra que el pavimento de madera es óptimo y ofrece buenos resultados, en su uso con sistemas de climatización radiante.

 

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional