Suscribirse al Boletín
Mayo-Junio 2019
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
02/01/2019 / Miguel / 660

Las casas pasivas podrían bajar a 10 euros la factura energética por cada 100 metros cuadrados

La Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP), asociación sin ánimo de lucro que engloba a profesionales, empresas y personas con inquietudes y conocimientos en el campo de la eficiencia energética en la edificación, aplaude que el Gobierno haya aprobado nuevas ayudas a los consumidores para luchar contra la pobreza energética, que afecta a 4,6 millones de hogares en España. Sin embargo, la asociación aboga porque las administraciones den un paso más allá y promuevan la construcción de edificios y viviendas energéticamente eficientes para combatir esta problemática.

El Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores que, entre otras cosas, anula el impuesto del 7% sobre generación eléctrica y el impuesto de hidrocarburos durante seis meses, tiempo que se da para elaborar una Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética. Se calcula una repercusión total del 7% a la baja en el recibo de la luz. Además, introduce cambios en el bono social eléctrico, crea el bono social térmico para calefacción y suprime el impuesto al sol.

Un aspecto que debilita esta iniciativa es que, si no hay nuevos presupuestos para 2019, en principio, el programa de ayudas quedaría en el aire al estar condicionado a la disponibilidad presupuestaria para financiarlo. Sin embargo, el Ministerio para la Transición Ecológica ha decidido garantizar la puesta en marcha del bono social independientemente de los presupuestos. De esta forma, muchas familias se podrán beneficiar gracias a la medida de urgencia adoptada por el Gobierno.

Según explica Adelina Uriarte, presidenta de la Plataforma de Edificación Passivhaus “Las principales medidas adoptadas por el Gobierno para luchar contra la pobreza energética son una señal muy positiva de que el Ejecutivo está trabajando por solucionar una problemática que afecta a millones de personas en nuestro país. Además, así lo deja de manifiesto la urgencia con la que quieren poner en marcha el bono social aun sin contar con los nuevos presupuestos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las familias más vulnerables son las que viven en los peores hogares desde el punto de vista energético y solo a través de un plan de ayuda a la rehabilitación o construcción de nuevas viviendas energéticamente eficientes se podrá atajar este problema de una forma global y sin parches. Por eso, desde PEP abogamos por un Plan Nacional de Construcción Sostenible que sea capaz de hacer frente a una de las mayores lacras de nuestro país, ya que nadie debería prescindir del confort en el hogar”.

En construcción energéticamente eficiente cada vez gana más adeptos el Edificio de Consumo Casi Nulo, aquél que apenas necesita energía para mantener en su interior condiciones óptimas. Una de las vías más eficaces para hacer realidad este modelo de edificación viene de la mano del estándar Passivhaus, uno de los más completos y exigentes del mundo en sostenibilidad energética aplicada a la construcción y rehabilitación de edificios y viviendas.

En una vivienda Passivhaus la idea base es aprovechar al máximo el sol y la orientación del inmueble para captar la mayor energía posible. A partir de ahí, basta aplicar de forma coordinada y simultánea cinco principios básicos en la construcción del edificio: utilizar importantes niveles de aislamiento térmico; cuidar su diseño y ejecución eliminando los puentes térmicos, dando continuidad al aislamiento a lo largo de todo el edificio; incluir puertas y ventanas de altas prestaciones térmicas (triple acristalamiento, bajas transmitancias y correcta instalación); garantizar la hermeticidad a la entrada de aire no deseado; y recurrir a una ventilación mecánica con recuperación de calor de alto rendimiento, que permite ventilar recuperando hasta el 90% de la energía que está dentro del propio inmueble. Unos beneficios que permiten reducir significativamente el consumo de la factura energética y pagar, por ejemplo, unos 10€ al mes para climatizar una superficie de 100 m2.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Cursos destacados
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional