Suscribirse al Boletín
Mayo-Junio 2020
Anuario
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
18/03/2020 / Miguel / 449

Propuestas para eliminar y reciclar el amianto

España importó a lo largo del siglo XX un total de 2.600.000 toneladas de amianto, a las que sería necesario añadir el material extraído de minas españolas y otras importaciones no registradas, según un informe elaborado por el Col•legi d'Aparelladors de Barcelona (CAATEEB). Este material desarrolla un tipo particular de cáncer, el mesioterioma, responsable de entre un 10 y un 15% de los cánceres de pulmón. La inciencia de esta enfermedad se puso a debate recientemente en el ciclo de charlas Diálogos Construcción que organiza el CAATEEB.

En el encientro participaron Josep Tarrés, especialista en Neumología por la Universitat Autònoma de Barcelona, miembro del Comité Científico de Expertos y del Grupo de Trabajo 2019 para tema de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) en la Agencia de Salud Pública de de Barcelona (ASPB); Lara Trujillo, aparejadora y miembro del grupo de trabajo Amianto de AENOR que está redactando la norma para realizar inspecciones de amianto en edificios e instalaciones, y Carmen Plasencia, especialista en bioquímica, biomedicina, oncología y biología molecular.

El fibrocemento es uno de los materiales con amianto más presente en los edificios, especialmente en cubiertas y desagües. Su uso se prolongó hasta el año 2002 de forma generalizada en la construcción.

Según el doctor Josep Tarrés, "los efectos del amianto sobre las personas ha dejado de ser una patología laboral para convertirse una patología estructural”. Tarrés recordó que “ya en el año 1977 l'OMS declaró el amianto como un cancerígeno de primer nivel ".

Uno de los principales problemas de los cánceres provocados por el amianto es su largo período de latencia, establecido de promedio en 45 años. Teniendo en cuenta que el momento de uso más intensivo de este material fue durante los años 80, es de esperar que sea entorno del período actual que se produzca la mayor aparición de enfermedades relacionadas, pero en la actualidad se está produciendo una nueva oleada de exposición al tóxico derivada del deterioro de los materiales que contienen amianto, especialmente el fibrocemento, lo que podría convocar una segunda epidemia, según destacó el propio Tarrés.

 

Desamiantar los edificios públicos y reciclarlo

Actualmente se está creando una comisión en la Generalitat con el propósito de desamiantar los edificios públicos catalanes en 10 ó 12 años, mientras que el ayuntamiento de Barcelona está haciendo un mapa de edificios con amianto. La aparejadora Lara Trujillo considera que algunas de las medidas que ahora se plantea poner en marcha, ya hace veinte años que se pusieron sobre la mesa. También se va con retraso desde un punto de vista normativo, ya que toda la legislación existente hace referencia al ámbito laboral, es decir, se ha regulado cómo trabajar con amianto, pero no que hacer con el existente, de hecho se prohíbe construir con amianto y se permite mantenerlo en las edificaciones hasta el fin de su vida útil, sin determinar  qué significa eso, más cuando se refiere a un material que es indestructible en la práctica.

Otro problema que se presenta es qué hacer con el amianto retirado. Actualmente Cataluña dispone de un depósito controlado en Castellolí, pero sigue siendo un problema sin resolver, pues se debe decidir qué hacer con este material.

Una de les posibilidades planteadas sería su reciclaje, tal como se hace en Francia, donde este material se somete a altas temperaturas hasta convertirlo en plasma, lo que genera un material nuevo, susceptible de ser reutilizado en la construcción, por ejemplo captar la energía térmica o hacer los firmes de las carreteras.

Los expertos participantes en el debate hicieron una llamada a concienciar tanto a la población como a los profesionales sobre los riesgos  que supone la presencia de amianto, en particular cuando se trata de retirar cañerías, bajantes, techos, cubiertas u otros elementos en los que acostumbra a estar presente el amianto, sobre todo cuando existen reticencias derivadas del alto coste que tiene su retirada, de aquí la necesidad de soporte económico desde las instituciones para afrontar la situación existente.

En el año 2013, el Parlamento Europea aprobó una resolución instando a la UE a “supervisar la presencia de amianto en edificios públicos y privados” y a crear “planes de acción para el desamiantado seguro " antes de 2028. En vista de que esta fecha es imposible de cumplir, en el año 2015 el Comité Económico y Social Europeo aprobó un dictamen señalando que “la completa eliminación de todo el amianto debe ser un objetivo prioritario de la Unión Europea” e instó a la UE a “animar a los Estados miembros a lanzar hojas de ruta y planes de acción específicos " para su completa erradicación en 2032.

Josep Tarrés afirmó que el único país de la Unión Europea que parece tomarse en serio el tema del amianto es Polonia y, en España, la Comunidad Foral de Navarra, que es la única que ha acompañado la normativa de una dotación económica que haga posible su implantación”.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Cursos destacados
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional