Suscribirse al Boletín
Arquitectura sostenible. Anuario 2018 2018
Próximos eventos
Últ. arquitectos entrevistados
Últimos artículos en Descarga
14/10/2016 / Gisela Bühl / 752

Un estudio europeo revela que un hogar insalubre daña la salud y causa pérdidas económicas

Los europeos que viven en hogares insalubres experimentan peor salud, y padecen síntomas similares a la gripe y la fatiga más a menudo, según desvela un nuevo estudio de VELUX y la Universidad de Humboldt. El estudio señala cinco características sobre hogares insalubres, sugiriendo que la industria de la construcción y los responsables de decisiones políticas deben trabajar conjuntamente para mejorar el bienestar y prevenir la pérdida de la productividad económica. 

Muchos europeos sufren problemas de salud y carecen de bienestar cada día. Esto afecta a su calidad de vida y es también una causa de importante pérdida de productividad en la economía. Un nuevo estudio realizado por el Grupo VELUX en colaboración con la Universidad de Humboldt, Alemania, señala cinco indicadores de que los hogares insalubres son parte del problema. El coste potencial para la sociedad son miles de millones de euros, en días de enfermedad y menor calidad de vida. 

El estudio del Barómetro de Hogares Saludables encuestó a 14.000 personas en 14 países europeos para lograr un mejor entendimiento de cómo los hogares europeos afectan a su salud.

Michael K. Rasmussen, director de Marketing del Grupo VELUX:

"Las casas en que vivimos son importantes para nuestra salud y bienestar y deben ofrecer buenas condiciones de sueño, buen clima interior y mucha luz solar. Los resultados de este estudio deberían anotarse tanto en la industria de la construcción como entre los responsables de las decisiones políticas, y deberían fijar la dirección para la renovación del stock de construcción existente en Europa y para los nuevos edificios".   

Cómo diagnosticar un hogar insalubre 

El estudio señala cinco características de los hogares europeos que determinan si nuestros hogares son saludables o insalubres. Estas características son: temperatura interior confortable, buenas condiciones de sueño, ventilación, cantidad suficiente de luz natural y niveles saludables de humedad. 

La evidencia es clara. Los europeos que viven en casas frías o tienen moho en sus casas son aproximadamente un 50 % más propensos a sufrir enfermedades como infecciones de nariz o garganta. Mientras tanto, si el hogar permite un buen sueño por la noche, los europeos son un 50 % más propensos a sentir que tienen buena salud y energía. Tener suficiente luz natural en casa también reduce el riesgo de tener poca energía, mientras que las personas que nunca ventilan sus casas son más propensas a tener bajos niveles de energía en comparación con los europeos que lo hacen de dos a cuatro veces diarias. 

Estas características se refieren a la construcción de casas y hábitos de uso diario. 

Salud y satisfacción con el hogar van de la mano

Los hogares saludables son buenos no solo para nuestro organismo, sino porque también aumentan nuestro sentido de satisfacción con el hogar. Por ejemplo, la buena calidad del sueño, mucho aire fresco, mucha luz natural y niveles adecuados de humedad son algunos de los principales contribuyentes a la satisfacción con el hogar. Un buen clima interior supera incluso el gasto de los costes de energía al mirar lo que crea mayor satisfacción del hogar.

"El hecho de que lo que hace un hogar saludable también es lo que nos hace felices con nuestro hogar es un enorme impulso al debate público sobre construcción sostenible. Creo que necesitamos avanzar hacia ver el hogar sostenible en una perspectiva más amplia, no sólo centrarse en cómo ahorramos energía, sino también cómo aseguramos una buena salud y una buena calidad de vida", según declaraciones de Michael K. Rasmussen.

Elevar la calidad de vida ahorra miles de millones a la sociedad

El potencial para elevar la salud y calidad de vida de los europeos es enorme. En el estudio, uno de cada cuatro sintió que su salud es baja, uno de cada cuatro nunca se siente con energía y la mitad de los europeos padecen dolor de garganta y secreciones nasales. 

Los datos de la Oficina de Estadística Nacional del Reino Unido muestran que en 2013 se perdieron 27 millones de días laborales solo en el Reino Unido debido a enfermedades menores, como catarros o gripe. Prevenirlas podría ahorrar a la sociedad miles de millones y aumentar la productividad.

"Los resultados en el estudio señalan hacia un interés común entre gobiernos, la industria de la construcción y los propietarios de viviendas privadas.  Necesitamos trabajar juntos para hacer que esto suceda", concluyó Rasmussen.

Los resultados del estudio se presentarán en la 2ª conferencia de “Edificios Saludables” el 20 de abril en Bruselas, Bélgica. 

Las consecuencias de hogares insalubres en Europa 

  • Los europeos que viven en casas frías son aproximadamente un 50 % más propensos a sufrir infecciones de nariz y garganta 

El 78 % de los europeos viven en casas que eran demasiado frías en algún momento del invierno pasado. El 15 % sostiene esta característica como el principal motivo de todo. El estudio también ha revelado que en el 22% de las viviendas españolas hace demasiado frío en invierno y en el 13% de ellas demasiado calor en verano. 

  • Los europeos cuyo hogar permite una buena noche de sueño son un 50 % más propensos a tener buena salud y energía 

El 71 % de los europeos no tienen condiciones de sueño óptimas en su hogar. Uno de cada tres reportan su calidad de sueño dentro de las últimas cuatro semanas como muy mala o bastante mala. Un 68% de los españoles afirman no disponer de las condiciones de sueño idóneas.

  • Los europeos que nunca ventilan sus casas son dos veces más propensos a sufrir bajos niveles de energía que los europeos que las ventilan entre dos y cuatro veces diariamente 

El 59 % de los europeos no ventilan al menos dos veces al día. El dato en España es del 11%.

  • Tener suficiente luz natural en casa casi reduce a la mitad el riesgo de tener poca energía 

El 40 % de los europeos que carecen de luz natural en su salón nunca o casi nunca se sienten enérgicos. Si los niveles de luz natural son adecuados, la cifra cae al 23 %. En este sentido, el 18% de los españoles cree que en el interior de sus viviendas se depende demasiado de la luz artificial, dos puntos por debajo de la opinión de los europeos encuestados (20%)

  • Los europeos que tienen moho en su hogar son un 50 % más propensos a sufrir sequedad o irritación de la garganta

Entre los europeos con moho en su casa, hasta el 60 % experimentan sequedad o irritación de garganta. Para los europeos que no tienen este problema, el porcentaje es del 40 %.  En nuestro país, un 36% de las viviendas presentan humedades, un porcentaje mayor que la media de los países europeos encuestados (32%)

Descargue el Barómetro de Hogares Saludables 2016 en http://emagcreator.com/VELUX/HHB_2016/#/1/

Últimos artículos Online
Últ. entrevista
Cursos destacados
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad, cookies y aviso legal