Suscribirse al Boletín
Enero - Febrero 2019
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
05/07/2018 / Gisela Bühl / 289

Una nueva plataforma digital convierte al comprador en agente activo en la adquisición de su hogar

Viviendea, una plataforma pionera en el sector inmobiliario acaba de recibir el apoyo de Lanzadera y CBRE. Ambas entidades han acordado escoger este proyecto para el programa Corporate, el primero que entra en el complejo de Marina de Empresas relacionado con el sector residencial.

La solución digital de Viviendea permite a las personas agruparse y buscar vivienda en la zona deseada (ciudad, pueblo, barrio o distrito), el tipo de vivienda, el número de habitaciones, si ha de estar adaptada o si asume mayor coste a cambio de un diseño más eficiente energéticamente. Si en la zona deseada hay disponible una promoción, puede inscribirse directamente en ella. En caso de que no la haya, tiene la posibilidad de dar de alta una nueva zona para que, cuando exista un número suficiente de personas con un patrón similar interesadas en la misma ubicación se empiece el proceso que le llevará a disfrutar de una vivienda ajustada a sus necesidades.

Con la incorporación de esta PropTech “se revoluciona un sector históricamente inmóvil”, señalan desde el proyecto. Para adaptarse al nuevo escenario y dar respuesta a las necesidades, cada vez más crecientes, del mercado, Viviendea aboga por invertir el orden en el proceso de compra de una vivienda: antes el comprador era el último eslabón de la cadena y ahora se sitúa al principio.

“La razón de que esto suceda es que la exigencia del usuario es mayor. Ahora no se limita a escoger la opción que más se ajusta a sus expectativas entre las posibilidades que le ofrece el mercado inmobiliario, sino que escoge cómo quiere que sea su hogar desde el comienzo”, destacan los emprendedores.

Desde Viviendea resaltan que el hecho de que se conozcan las solicitudes de demanda es una “ventaja muy competitiva para el mercado, si se tiene en cuenta que con el uso de esta plataforma se minimiza el riesgo de la inversión”.

“El factor de incertidumbre desaparece para el promotor”, ya sea particular o una cooperativa, según apuntan, de manera que puede ajustar su beneficio, al tener menos riesgo y ver acortado el tiempo de maduración del proyecto inmobiliario. “Esto se traduce en un menor coste para el comprador y en un producto de mejor calidad al mismo precio”, añade el equipo emprendedor.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional