Suscribirse al Boletín
Septiembre-octubre 2019
Anuario
Próximos eventos
Arquitectos
Artículos
10/12/2018 / Gisela Bühl / 543

VESTENAMER, polvo de caucho de neumáticos reciclados para asfaltar las carreteras de forma más sostenible

Los casi 75,000 km que comprende la red de carreteras europeas en la actualidad podrían beneficiarse de VESTENAMER, un nuevo aditivo presentado por Evonik. La compañía aprovecha este aditivo producido de neumáticos de desecho para mezclarlo con betún y asfaltar carreteras nuevas o mantener las infraestructuras ya existentes. La solución se presenta como más sostenible y más rentable y según afirman reduce también las grietas y baches en la superficie de la carretera. 

Existe una fuerte demanda de materiales de alta calidad y durabilidad para construir carreteras seguras y sin grandes necesidades de mantenimiento. En los Estados Unidos, las mezclas de asfalto que contienen caucho se han utilizado durante décadas con resultados que demuestran una mejora significativa en la durabilidad de la carretera. “El mercado de superficies de carreteras modificadas con elastómeros, es decir, que contienen caucho, también ha estado creciendo en Europa en los últimos años”, dice Frank Lindner, senior business manager de VESTENAMER.

Evonik ha realizado una serie de estudios con diferentes instituciones prestigiosas en Alemania que han confirmado también una serie de otras ventajas que favorecen el uso del polvo de caucho mezclado con el betún en las superficies de las carreteras. En este sentido destacan su capacidad de reducir el ruido del tráfico de uno a dos decibelios y su impacto en la reducción del CO2.  El Instituto de Investigación de Energía y Medio Ambiente en Heidelberg (ifeu) ha llegado a la conclusión que cada tonelada métrica de polvo de caucho reciclado ahorra alrededor de 2,7 toneladas métricas de dióxido de carbono, que de lo contrario se generaría durante el proceso de incineración.

Además, la aplicación de VESTENAMER emite menos compuestos volátiles y semivolátiles, frente al asfalto convencional modificado con polímeros. Por último, el nuevo aditivo reduce la migración de compuestos orgánicos que son eliminados por la lluvia y llegan al agua subterránea, como ha sido documentado por un estudio realizado por FABES Forschungs-GmbH en nombre de Evonik.

Cada año, se genera en todo el mundo un volumen de residuos de aproximadamente 19.3 millones de toneladas métricas de llantas de desecho, solamente en Europa son 3.6 millones de toneladas métricas. En lugar de incinerar los neumáticos, tienen ahora una segunda vida mucho más útil.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Cursos destacados
Últimos nombramientos
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional