Suscribirse al Boletín
Enero - Febrero 2024
Anuario 2023
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
27/11/2020 / / 9.709

COLON 11, viviendas que cuidan nuestra salud y de nuestro planeta

En el corazón de Vigo, se encuentra el primer proyecto certificado Passivhaus de la Comunidad de Galicia, uno de los estándares constructivos más exigentes del mercado en materia de eficiencia energética y sostenibilidad. Se trata del antiguo Hotel Galicia, que, tras permanecer abierto durante casi 60 años, ha sido transformado en el bloque residencial privado más eficiente de Galicia, y en uno de los que menos energía consumen en España. 

 

El nuevo edificio de Rúa Colón 11, realizado por el arquitecto Leonardo Llamas del estudio Edifico Arquitectura y construido por San José, cuenta con una superficie útil de 1158 metros cuadrados y consta de siete viviendas exclusivas de lujo, una por planta y un tríplex de más de 350 metros cuadrados, con una terraza panorámica en un enclave de la ciudad totalmente abierto al mar. Todas las viviendas disponen de aparcamiento semiautomático en la planta baja y de bodega, en el sótano.

Renovar un edificio como el emblemático Hotel Galicia, se convirtió en un reto desde el principio, tanto por su compleja estructura entre medianeras y su geometría estrecha -con una organización de viviendas longitudinal- como por la responsabilidad de rehabilitar un edificio simbólico en el centro de Vigo como lo era el Hotel Galicia. 

La promotora marcó como objetivo la necesidad de proyectar un bloque de viviendas plurifamiliar bajo el estándar Passivhaus, solicitando como requisitos principales que no hubiera estratificaciones de aire en la vivienda, que se dispusiera de una luz agradable, y de una ventilación continua para mantener los niveles de CO2 y radón bajo mínimos.

Cabe recordar que los cinco principios básicos del estándar de construcción Passivhaus son: el aislamiento térmico para reducir la demanda de energía y la aparición de patologías en la estructura; la ausencia de puentes térmicos; la hermeticidad completa del edificio para que no entre ni salga aire del exterior y se consiga una mejor acústica; ventanas y puertas de altas prestaciones; y la ventilación mecánica con recuperación de calor.

 

Soluciones seguras y sostenibles

Para conseguir que Colon 11 fuera una construcción energéticamente eficiente, se han utilizado como soluciones: un aislamiento eficiente y sostenible de lana de roca, además de unas ventanas de altas prestaciones, un control de la hermeticidad y de los puentes térmicos, y un recuperador de calor por vivienda. 

Con el fin de evitar puentes térmicos y realizar el sombreamiento del edificio, se prestó especial atención tanto en la fachada ventilada como en la de SATE. Para ello se confió en los productos a base de lana de roca ROCKWOOL. 

En su fachada ventilada se aplicó como solución Ventirock Duo, por su baja conductividad térmica, y en la de SATE, Rocksate Duo Plus por su reducida conductividad térmica y densidad. 

También se han empleado soluciones de aislamiento como Confortpan 208.116 por su velo opaco, y Rockalm-E-211, por su baja densidad y su comportamiento ante el ruido. 

Dichas soluciones, cuya materia prima es la roca, un recurso natural y abundante en el planeta, no solo han permitido priorizar en el inmueble el confort y la salud de los que serán los futuros inquilinos, sino que además proporcionan robustez y durabilidad, ya que, las propiedades térmicas de la lana de roca se mantienen como mínimo durante 55 años. 

Al mismo tiempo la lana de roca ofrece seguridad y protección al fuego, puesto que el aislamiento a base de lana de roca ROCKWOOL es capaz de soportar temperaturas superiores a los 1000º C, y está clasificado como A1 según el sistema de clasificaciones de Euroclases de reacción al fuego.

 

Reducción del gasto energético

Gracias a las soluciones empleadas en el inmueble de Colon 11, se ha logrado una muy buena transmitancia en todos los paramentos, garantizando no solo el confort térmico y acústico, sino que además ha permitido conseguir unos ahorros significativos en el gasto energético del edificio, ya que según los cálculos realizados para la certificación Passivhaus, la demanda de calefacción es de 12kWh/m2a y la de refrigeración de 5kWh/m2a. Dichos resultados han sido posibles también acordando el estudio previo de la incidencia solar en el edificio y su diseño.

Todos los materiales utilizados han permitido proyectar un edificio que reduzca al máximo el consumo para su funcionamiento y el impacto nocivo sobre el medio ambiente, ya que menos emisiones de CO2 contribuyen a un mayor impacto positivo en la sostenibilidad de nuestro planeta. 

La rehabilitación del Hotel Galicia, pionera en la Comunidad Gallega al ser el primer proyecto de vivienda residencial con certificación Passivhaus, ha permitido abrir una tendencia que seguro servirá de inspiración y de referencia para el resto de comunidades en España, a la hora de proyectar viviendas que cuiden de nuestra salud y bienestar, además de contribuir con el medioambiente.   

Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional| miembros de CEDRO