Suscribirse al Boletín
Marzo-Abril 2021
Anuario
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
03/03/2021 / Ruth Rózpide

Proyecto LAR Santa Teresa

El proyecto LAR Santa Teresa es un ejemplo de buen hacer en la construcción y, como no podía ser de otro modo, de su implicación con la sostenibilidad. La promoción consiguió el certificado BREEAM Vivienda con nivel Muy bueno (63,08%), gracias al compromiso y al trabajo colaborativo de todos los agentes involucrados desde las fases más tempranas del proyecto, empezando por los gestores técnicos de Grupo LAR, el equipo de diseño (Acequip), la constructora (Vialterra) y el equipo de Mace en su doble vertiente de Project Manager y asesor BREEAM. De hecho, inicialmente en fase de proyecto, se evaluó el proyecto con calificación bueno y durante la fase de construcción se implementaron medidas adicionales que permitieron subir la calificación y llegar a Muy bueno. La implicación de cada agente en su parcela de responsabilidad y la identificación de un objetivo común permitió que la certificación se desarrollase con todas las garantías de obtener el nivel de clasificación establecido por Grupo LAR.

 

Mace tiene una clara apuesta por contribuir a conseguir un mundo más sostenible y nos resulta muy satisfactorio trabajar para clientes que promueven la sostenibilidad en sus activos como principio, redundando en un significativo beneficio para el medio ambiente y para la calidad de vida de los futuros ocupantes de esos espacios. La pro- moción LAR Santa Teresa se concibió con objeto de integrar los criterios de sostenibilidad desde la fase de anteproyecto, lo que también permitió optimizar la relación coste/beneficio a todos los niveles. Se ubica en Rocafort, cercadell Parc de la Bonaigua y del Pinar de les Pedreres, dos entornos natura- les con gran valor natural e histórico, idóneos como lugares de recreo y para viviendas de primera o segunda residencia.

En este entorno, la obra se enfocó desde el principio para reducir al máximo el impacto medioambiental en el enclave, con medidas de protección de la ecología a lo largo de todos los trabajos de construcción, restituyendo los hábitats preexistentes y mejorando el valor ecológico del emplazamiento en la medida de lo posible. Entre las medidas para el fomento de la biodiversidad implementa das en la promoción destacan entre otras, la plantación de especies autóctonas de muy bajos requerimientos hídricos, con la consiguiente reducción del consumo de agua para riego, la instalación de cajas nido para aves y murciélagos, la plantación de especies de flora clave para los hábitats circundantes y la adaptación de la iluminación durante las épocas de cría y nidificación.

 

Viviendas sostenibles

A la hora de diseñar viviendas sostenibles es esencial pensar en favorecer la salud de los futuros ocupantes. La configuración de fachada con grandes huecos de la promoción Lar Santa Teresa permite la adecuada iluminación y ventilación de los espacios interiores y, en consecuencia, unos niveles apropiados de luz natural y acceso a vistas exteriores, así como una buena calidad del aire interior. En beneficio de esto último, el 100% de los materiales de obra se escogieron de muy bajas emisiones en Compuestos Orgánicos Volátiles.

Otros aspectos para el bienestar de las personas, que fueron considerados en el diseño

y ejecución de la promoción, son la mejora del aislamiento térmico y acústico respecto de lo exigido por el CTE, favoreciendo enormemente el confort de los usuarios de estas viviendas; la implementación de medidas de accesibilidad en el interior de cada unidad, mucho más allá de lo exigido normativa- mente, y la posibilidad de personalización de las viviendas a efectos de distribución y acabados, con el consecuente ahorro en gastos de reformas y mantenimiento por parte de los futuros usuarios y de residuos generados durante la vida útil de la vivienda.

 

Ecoeficiencia en el diseño

El equipo de arquitectura priorizó igualmente los criterios de ecoeficiencia en el diseño de la promoción LAR Santa Teresa, aspecto clave para permitir el ahorro en consumos de agua y energía de los ocupantes y para reducir la huella de carbono operacional.

La envolvente térmica proyectada redujo la demanda energética frente a un edificio estándar de similares características, permitiendo ahorrar más de un 10% del gasto previsto en calefacción y aire acondicionado.

Otras medidas enfocadas a la reducción del consumo energético, que se incorporaron en este proyecto, son la elección equipos de climatización con aerotermia, sistema que multiplica la eficiencia en el intercambio de energía con el aire exterior respecto a otros sistemas, la instalación de ascensores energéticamente eficientes, la utilización de iluminación LED, tanto en zonas comunes como en las propias viviendas, así como la integración de sistemas de control de la iluminación exterior e interior.

De manera global, la definición de estos criterios dio como resultado una mejora de la demanda de calefacción, en más de un 75%, y de la demanda de aire acondicionado, en más de un 30% respecto al edificio de referencia indicado en el método de cálculo nacional. El proyecto consideró asimismo la instalación de sanitarios de bajo consumo de agua y la exclusión de red de riego para las zonas verdes.

De todo lo anterior se concluye una reducción significativa de los consumos previstos en la promoción, con el consiguiente ahorro para los futuros ocupantes, así como para la disminución de las emisiones de CO2 del edificio existente y de la huella hídrica, esencial en la lucha contra el cambio climático.

 

Selección de materiales

No podemos olvidar el tratamiento especial que se dio a la definición y selección de materiales desde las fases más tempranas del proyecto, con objeto de asegurar un aprovisionamiento responsable de los mismos y una reducción del carbono embebido en el ciclo de vida completo del edificio y, por ende, de la huella de carbono global, todo ello con el impulso y participación activa de Grupo LAR.

La mayor parte de los materiales incorporados a la obra cuentan con Declaración Ambiental de Producto y, por lo tanto, son de menor impacto medioambiental respecto a otras alternativas en el mercado. Igualmente, se exigió que los fabricantes de los materia les pertenecientes a los principales elementos del edificio contasen con un sistema de gestión ambiental certificado y que el 100% de la madera utilizada en la obra y durante los trabajos de construcción estuviera certificado.

En cuanto a la gestión de los residuos, los procedimientos implementados durante los trabajos de construcción permitieron minimizar al máximo los residuos generados, incluso reutilizando los materiales de excavación como material granular de calidad para la propia obra, consiguiendo que la desviación a vertedero fuera inferior al 20% del residuo total. Adicionalmente, todas las viviendas disponen de contenedores para al menos 4 residuos ordinarios, ubicados en la cocina y la promoción está equipada con un depósito para el compostaje de residuos de poda y jardinería.

Resaltar, también, el papel que jugó la constructora a la hora de reducir al máximo el impacto medioambiental durante todos los trabajos de construcción, en línea con la certificación BREEAM, incluso mejorando buenas prácticas habituales. Con tal fin, durante todo el proceso de construcción, Mace desarrolló una metodología de control para guiar al contratista y realizó un seguimiento exhaustivo y continuado de las políticas y procedimientos implantados.

 

Un proyecto de referencia en construcción sostenible

LAR Santa Teresa es sin duda un proyecto de referencia en construcción sostenible, expo- nente de la voluntad y de los criterios medio-ambientales de Grupo LAR: “La mayoría de nuestras promociones cuentan con certificaciones medioambientales que fomentan una construcción más sostenible que repercute en beneficios económicos, ambientales y sociales, para todas las personas vinculadas a la vida de un edificio (promotores, propietarios, inquilinos y usuarios) al tiempo que traslada la Responsabilidad Social Corporativa de la empresa a la sociedad y al mercado de forma inequívoca y fácilmente perceptible. Para ello, invertimos en un equipo de profesionales que gestionan desde la fase de diseño y durante la construcción, y que han centrado sus esfuerzos en la creación de una estrategia para que este edificio se construya con el mayor número de medidas encaminadas a una construcción lo más sostenible posible”, afirma Israel Obispo, Gerente técnico en Grupo Lar.

 

Principales materiales utilizados en el proyecto LAR Santa Teresa, que cumplen criterios de sostenibilidad de la certificación BREEAM

  • Solados de terraza-gres porcelánico. Saloni
  • Vidrios. Guardian
  • Carpintería de aluminio: Cortizo. Cortizo
  • Aislamiento de tabiques: Lana de Roca. Isover
  • Aislamiento de cubiertas: XPS. Danosa/ Danopren
  • Placas y tabiques de cartón yeso. Placo (Saint Gobain)
  • Ladrillo cara vista (Fachada). Malpesa
  • Carpinterías interiores de madera: puertas y armarios. Normadoors (madera) / Grupo Losán (producto final)
  • Pinturas y lacados. Valentine/ Industrias Sambara
  • Tarima de madera. Laminate Park (madera) / Tarkett (pro- ducto final)
  • Mobiliario de cocina. Cosentino Silestone
  • Adhesivos cerámicos. Weber (Saint Gobain)
Datos del autor
Nombre Ruth Rózpide
Empresa Mace
Cargo Responsable del Departamento de Sostenibilidad
Biografía
Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional