Suscribirse al Boletín
Noviembre-Diciembre 2022
Anuario 2022
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
28/11/2022 / Marie Tranchimand / 502

Riesgos domésticos: el valor de un sistema de incendios

La sociedad avanza y eso significa que nuestro estilo de vida cambia. En apenas unas décadas, hemos pasado de no conocer la tecnología a depender prácticamente de ella. Y un ejemplo claro es el smartphone: contactos de teléfono que ya no memorizamos, agenda y calendario que ya no llevamos en papel y correo que refrescamos continuamente que ya no consultamos en el ordenador. 

 

Controlamos nuestra rutina, nuestro trabajo y nuestro ocio desde el mismo dispositivo. Y lo más curioso de todo es que ahora también podemos controlar nuestra casa. En los últimos años, y sobre todo desde la irrupción de la pandemia de la COVID-19, nuestro hogar ha cobrado un protagonismo del que antes carecía: desde enchufes inteligentes para controlar el consumo energético hasta medidores de calidad de aire para vigilar el ambiente interior. ¡La Smart Home se estaba materializando!

 

Riesgos domésticos

Con el uso de estos gadgets, hemos ido descubriendo las ventajas y facilidades que aportan a nuestro día a día. Y no solo a nivel resolutivo y económico, sino también de salud y bienestar. En este caso, vamos a poner el “foco” en los incidentes domésticos. Además del riesgo de robo, para vivir en un hogar seguro, también hay que ser capaz de evitar eficazmente los riesgos domésticos. 

Para ejemplificarlo, tomaremos de referencia un caso práctico que Antonio Novillo, miembro de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) nos contaba meses atrás. En este caso, los protagonistas eran dos personas mayores que sufrieron un incendio en casa. Para respetar su intimidad, los llamaremos María y Juan, y a su hijo, Pedro. 

Según nos relataba Novillo, una noche cualquiera de invierno, mientras Juan -con problemas de audición- se disponía a ir a la cama, María -con movilidad reducida- ponía a calentar en la cocina su saco de semillas. El matrimonio septuagenario, que dormía en habitaciones separadas, se despedía pocos minutos antes de su hijo Pedro, que vivía en un domicilio bastante cercano. 

En mitad de la noche, una de las semillas eclosionó y provocó el incendio del colchón en el que María dormía. Aunque el matrimonio contaba con la instalación de un detector de humo, ninguno de los dos sobrevivió. Ambos por intoxicación: cuando ella se despertó y se vio sorprendida por las llamas no logró incorporarse para salir del dormitorio; y Juan, al no oír la alarma, no se despertó. La impotencia y dolor de su hijo era evidente, pues él mismo recomendó el uso de este dispositivo que, lamentablemente en esta ocasión, no fue lo suficientemente eficaz. 

Este ejemplo evidenció, dentro de la APTB, que aún faltaba mucho por trabajar en materia de riesgos domésticos. Por eso, Antonio Novillo quiso conocer más en profundidad la propuesta de Netatmo, con sus nuevas actualizaciones y prestaciones.

 

Tecnología que salva vidas

No sería justo afirmar que con otro sistema de incendios se podría haber evitado la pérdida de este matrimonio. Es imposible saberlo. Pero es cierto que hay otros dispositivos más avanzados, que al menos, hubiesen advertido antes a su hijo de lo que estaba ocurriendo en casa de sus padres. 

El sistema de riesgos domésticos de Netatmo se compone de dos productos, un Detector de Humo y un Detector de Monóxido de Carbono, ambos gadgets “inteligentes”, conectados; y con un elemento clave común: la app móvil Home + Security. En el caso de María y Juan, si Pedro hubiera tenido instalada la aplicación de los dispositivos de sus padres, habría recibido en tiempo real una notificación alertando del incendio (por un lado) y de la presencia de CO (por otro). Dada la proximidad con sus padres, podría haber llegado, si no a tiempo, al menos mucho antes. 

Ni los detectores de humo ni los de monóxido de carbono son obligatorios en los hogares españoles. Sin embargo, los accidentes relacionados con estos incidentes preocupan a la sociedad española. De hecho, son la principal causa de ingresos en urgencias en Europa. Para vivir en un hogar seguro, independientemente de la edad, hay que poder evitar de forma eficaz los riesgos domésticos. 

Si analizamos detenidamente ambos productos, además de las prestaciones en seguridad y prevención de riesgos domésticos, destacamos una característica tan funcional como sostenible; aunque en principio pueda no parecerlo. Ambos dispositivos tienen batería -no usan pilas- y cuentan con una autonomía de 10 años. ¿En qué se traduce esto? Pues que además de que durante toda una década vamos a estar tranquilos sabiendo que nuestros gadgets funcionan perfectamente, no estaremos consumiendo absolutamente nada de energía. Eso sí, el sistema de incendios estará supervisando constantemente nuestro hogar. De hecho, el Detector de CO Inteligente Netatmo comprueba de forma automática las funciones de su buen funcionamiento: batería y sensor especialmente, pero también alarma. De esta forma, te evitas tener que llamar a cada momento al instalador o cualquier otro profesional para verificar que está activo. 

 

La importancia de dos dispositivos

Si hablamos de sostenibilidad, efectividad y resolución, lo ideal sería encontrar ambas funcionalidades en el mismo dispositivo para no tener que comprar dos gadgets. Este es uno de los puntos en los que Netatmo estuvo trabajando duramente, ya que la firma francesa tiene un claro compromiso con el medio ambiente. Lo podemos ver en otros dispositivos como el Termostato y las Válvulas para Radiadores Inteligentes. No obstante, es importante entender que cada detector tiene una labor diferenciada y, por tanto, unas directrices e indicaciones básicas. El primer punto a tener en cuenta es su ubicación. 

El detector de humo se instala siempre en el techo de la habitación, ya que este elemento sube muy rápido. Y normalmente se escogen aquellas habitaciones en las que no suele haber “emisiones”; o sea, en el pasillo, los dormitorios, el sótano, la cochera. Ahí donde no hay ni humo ni vapor. En oposición, el detector de CO se colocará en la pared, a la altura de la cabeza, ya que el monóxido de carbono se mezcla con el aire. En esta ocasión, las salas recomendadas para colocar este dispositivo son aquellas que cuentan con un aparato de combustión, por ejemplo, la cocina o el salón (chimenea). 

Ahora que tenemos clara esta cuestión, es cuando empezamos a entender el efecto y desarrollo de un incendio en una vivienda y cómo afecta a las personas que se encuentran en su interior. A diferencia de la creencia popular de que la gente muere por el fuego, la realidad - como en el caso de María y Juan - es que las víctimas fallecen por intoxicación. Y no solo en un gran accidente, también por una simple fuga. 

El CO es el resultado de una combustión incompleta de gas natural, petróleo, madera o cualquier otro elemento, que puede ser mortal cuando se inhala ya que inhibe la capacidad de la sangre para transportar oxígeno. Los riesgos o síntomas más frecuentes son: dolores en el pecho y la cabeza, confusiones, inconsciencia, y en el peor de los casos, la muerte. El mayor problema de este elemento es que se trata de un gas incoloro e inodoro. Por eso, es importante revisar todos nuestros aparatos de combustión que puedan estar dañados o mal instalados; hablamos de cocinas de gas, calentadores de agua, estufas o incluso de nuestro propio coche. Con un dispositivo como el Detector de Monóxido de Carbono Inteligente Netatmo, que mide la tasa de CO en tiempo real y avisa en caso de que se supere la tasa normal, tenemos tiempo de reaccionar. 

Para la protección contra incendios en el hogar, nada mejor que el sistema de Netatmo, compuesto no solo por el Detector de Humo sino también por el Detector de Monóxido de Carbono. Dos dispositivos que pueden salvarte la vida.   

 

Datos del autor
Nombre Marie Tranchimand
Empresa Netatmo
Cargo Head of Marketing
Biografía
Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional