Suscribirse al Boletín
Enero - Febrero 2024
Anuario 2023
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
16/01/2024 / Nerea Díaz-Maroto / 268

Cinco tendencias que marcarán el desarrollo energético en los edificios en 2024

 

En Europa, el 40% de la energía total consumida proviene de los edificios, porcentaje que se reduce en el caso de España, que se posiciona en casi un 31%, según datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE).

Los edificios tradicionalmente han sido una gran fuente de emisiones de gases de efecto invernadero, sin embargo, con las nuevas innovaciones, tendencias y marcos legislativos, ahora estas infraestructuras podrán ser mucho más eficientes energéticamente utilizando fuentes de energía renovable, lo que les convierte en elementos clave para la transición energética.

En este sentido, Eaton, líder en gestión de la energía, ha identificado las 5 tendencias clave que marcarán el desarrollo energético en los edificios a lo largo del 2024.

 

Producción propia de renovables

Dentro de la Unión Europea, algo más del 20% de la energía producida es renovable, un dato alentador pero que todavía se encuentra lejos de llegar al 42,5% fijado para 2030. Por eso, los programas legislativos de la UE para lograr las cero emisiones netas han acelerado la necesidad de que los edificios sean más eficientes, por lo que estas infraestructuras tendrán que llevar a cabo su propia producción de energía renovable para alcanzar estos objetivos.

Para llevar a cabo esta estrategia, los dueños de los edificios pueden establecer sistemas de gestión y almacenamiento de energía con baterías (los llamados BESS), que impulsará drásticamente los beneficios de las energías renovables. Estos sistemas hacen que la energía que producen se utilice en el momento óptimo, no solo en el momento de la producción. De hecho, ya se ha visto aumentada la adopción de estos sistemas en 2023, y se prevé que siga creciendo especialmente a medida que se acerque la fecha límite de 2030.

 

Mayor uso de la energía inteligente

Muchas empresas están invirtiendo en hardware y software informático para gestionar la energía, creando redes inteligentes o centros de energía. De esta forma, se acelera la toma de decisiones instantáneas y calculadas de los algoritmos y mejora los resultados. Al gestionar la energía de esta manera, se libera tiempo y genera un gran ahorro de costes.

 

Edificios renovados para ser eficientes

El 75 % de los edificios de la UE desperdician energía. Por eso, su renovación seguirá siendo un tema candente en el sector en 2024. Mejorar el aislamiento de los edificios y los sistemas de calefacción seguirá siendo tan importante como invertir en la producción de energía renovable y softwares de gestión de la energía.

El pasado diciembre, la UE revisó la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios, obligando a los Estados miembros a crear planes nacionales de renovación de edificios que aborden las barreras de la descarbonización, la financiación, la formación y la seguridad de los trabajadores cualificados que se encuentran en escasez. Una de las formas para superar esta problemática es haciendo uso de cuadros de distribución precableados, ya que estas alternativas y las soluciones empaquetadas son rápidas, fáciles y reducen riesgos, lo que reduce significativamente los costes de instalación y permite convertir más edificios en mucho menos tiempo.

 

Instalación de cargadores para vehículos eléctricos en las infraestructuras

Las ventas de vehículos eléctricos (EV) están aumentando rápidamente, pero las flotas de vehículos tradicionales siguen siendo responsables de 12% de las emisiones de carbono de la Unión Europea. Para los próximos años se espera que las ventas de vehículos eléctricos crezcan exponencialmente, pero, es necesario que se instalen al mismo ritmo las infraestructuras de carga.

A medida que más vehículos eléctricos lleguen a las carreteras, será necesario que haya más estaciones de carga y viceversa. De cara a 2024 se instalarán más cargadores de vehículos eléctricos en los hogares, y también se espera cada vez más que los edificios comerciales proporcionen carga eléctrica para los clientes y el personal, algo que ya ha comenzado a darse durante este año.

 

Una mayor adopción de la economía circular

El próximo año será necesario adoptar una mentalidad de “economía circular”. Lo más probable es que la energía renovable no se agote, pero los materiales necesarios para construir productos para la transición energética, como paneles fotovoltaicos o sistemas de almacenamiento de energía en baterías, pueden hacerlo. Industrias como la de los vehículos eléctricos y la energía verde ya están experimentando algunos déficits debido a la escasez de recursos.

De hecho, la Comisión Europea ya ha advertido al sector de la construcción que debe considerar diversas formas de mejorar la longevidad, durabilidad y adaptabilidad de los edificios y encontrar nuevas formas de utilizar productos y materiales de reutilización formará parte de esta ecuación.

En 2024 será crucial adoptar medidas y políticas para abordar la transición energética hacia una posición que nos permita alcanzar los objetivos marcados para los edificios. Los propietarios deberán ajustarse a los nuevos estándares y conseguir las cero emisiones netas para los próximos años” afirma José Antonio Afonso, responsable del segmento de Construction & Infraestructure para Eaton Iberia. En Eaton, por ejemplo, contamos con nuestro enfoque “Buildings as a Grid” que combina el software con la generación de energía renovable, el almacenamiento de energía y la carga de vehículos eléctricos y convierte a los edificios en instalaciones autosuficientes en materia de energía”.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional| miembros de CEDRO