Suscribirse al Boletín
Enero - Febrero 2024
Anuario 2023
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
03/01/2024 / Miguel / 344

Cómo adaptar la vivienda y hacerla cómoda y segura para los mayores

TK Home Solutions apunta cómo conseguir que los ancianos sean autónomos y eviten caídas en su hogar.

 

Los mayores buscan ser autónomos y moverse cómodamente en su propia casa. Sin embargo, a medida que envejecemos nuestras capacidades físicas y la movilidad se van reduciendo, lo que hace necesario adaptar el entorno no solo para mejorar la calidad de vida del anciano, sino también para reducir el riesgo de caídas y lesiones. Y es que, según datos que maneja TK Home Solutions uno de cada tres mayores de 65 años se cae, al menos, una vez al año. Y teniendo en cuenta que en España viven solas más de dos millones de personas con 65 o más años, la adaptación de sus viviendas, en este caso, se considera prioritaria.

Además, las caídas se producen con mayor frecuencia en casa que en la calle, por lo que adaptar el hogar a las necesidades de los mayores asegura su comodidad y preserva su autonomía, permitiéndoles vivir de manera independiente y segura en su propia casa. Los expertos de TK Home Solutions nos muestran algunos de los motivos por los que es primordial acondicionar la vivienda para los ancianos, especialmente cuando viven solos:

  • Mantener la autonomía. Al realizar ajustes que facilitan el movimiento y la realización de las tareas diarias se fomenta la independencia del mayor, permitiéndole seguir activo y mantener su autoestima intacta.
  • Prevención de accidentes y lesiones. Dado que las caídas son relativamente frecuentes en las personas mayores, la instalación de barras de agarre y suelos antideslizantes contribuyen a reducir el riesgo de accidentes y lesiones.
  • Bienestar emocional y mental. La adaptación del hogar contribuye a crear un ambiente más cómodo y seguro, lo que a su vez reduce el estrés y la ansiedad relacionados con la preocupación por la propia seguridad.
  • Facilitación de las actividades cotidianas. La adaptación del hogar busca facilitar las actividades cotidianas, desde la preparación de las comidas hasta el simple acto de desplazarse por la casa o ducharse.
  • Reducción del aislamiento social. Los mayores con un hogar adaptado se sienten más seguros a la hora de recibir visitas o salir a disfrutar de sus momentos de ocio de manera autónoma.

Los expertos de TK Home Solutions ofrecen los siguientes consejos a quienes están pensando en adaptar un hogar para los mayores: 1. Recomendaciones para adaptar el baño El baño es una de las zonas de la casa en donde ocurren más accidentes y caídas. Para convertirlo en un espacio accesible y seguro, estos son algunos ajustes que se pueden realizar:

  • Barras de agarre. La instalación estratégica de barras de agarre es muy útil para proporcionar apoyo adicional a los mayores a la hora de entrar, salir y desplazarse por el baño. Las barras, que deben estar cerca del inodoro y en la ducha, ofrecen estabilidad y facilitan el equilibrio, reduciendo el riesgo de caídas.
  • Suelos antideslizantes. Instalar revestimientos antideslizantes en la ducha permite proporcionar una superficie segura, incluso cuando está mojada.
  • Asientos elevados. La instalación de asientos elevados en el inodoro facilita su uso para las personas mayores, evitando la necesidad de agacharse demasiado y reduciendo la tensión en las rodillas y la espalda.
  • Accesorios de fácil alcance. Colocar estantes, toalleros y otros accesorios a una altura accesible evita que las personas mayores tengan que estirarse o agacharse para cogerlos, reduciendo el riesgo de lesiones.
  • Iluminación adecuada. Instalar luces lo suficientemente potentes, especialmente en el baño, mejora la visibilidad y crea un entorno más seguro.
  • Fácil acceso a la ducha. Optar por una ducha con un acceso sin obstáculos facilita la entrada y salida, minimizando el riesgo de tropiezos. Además, también se puede valorar la instalación de un asiento plegable dentro de la ducha para mayor comodidad.
  • Grifos de uso sencillo. Reemplazar los grifos convencionales por modelos de palanca facilita el control del agua para personas con artritis o falta de fuerza en las manos.
  • Almacenamiento estratégico. En el baño, los objetos de uso cotidiano, como los referidos al cuidado personal o las  medicinas, es conveniente que estén accesibles en organizadores dispuestos en la pared, un poco más bajos de la altura de los ojos.

2. Trucos para adaptar la cocina La cocina es un espacio donde los mayores pasan parte de su tiempo. Que les resulte cómoda es clave para mantener su independencia:

  • Altura de encimeras adecuada. Ajustar la altura de las encimeras es esencial para facilitar la preparación de alimentos sin esfuerzo y  sin causar tensión en la espalda o las extremidades.
  • Electrodomésticos simples. Los electrodomésticos con controles simples y visibles, y con funciones automáticas, pueden hacer de la cocina un espacio más amigable para los mayores.
  • Superficies antideslizantes. Las superficies antideslizantes reducen el riesgo de resbalones, sobre todo en las zonas donde pueden darse derrames de líquidos, como cerca del fregadero.
  • Iluminación adecuada. La instalación de una buena luz sobre la encimera y la mesa mejora la visibilidad y reduce el riesgo de accidentes.
  • Materiales de fácil limpieza. Optar por materiales que sean fáciles de limpiar facilita un entorno higiénico y reduce la carga de trabajo asociada con la limpieza.
  • Alarmas de humo y gas. Instalar alarmas de humo y gas es importante para evitar accidentes graves, dado que los mayores suelen tener una capacidad de respuesta más lenta en situaciones de emergencia.

3. Cómo adaptar el dormitorio El dormitorio es la estancia de descanso por excelencia. Adaptándolo no solo lo haremos seguro y accesible, sino que también estaremos fomentando un sueño reparador, algo fundamental para la calidad de vida del anciano. Estos son algunos aspectos a tener en cuenta:

  • Camas accesibles. Las camas deben tener una altura adecuada que facilite una entrada y salida sin esfuerzo. Puede resultar muy útil utilizar camas con motor eléctrico para permitir cambios de posición más cómodos.
  • Correcta iluminación. Instalar lámparas de lectura y luces nocturnas con interruptores de fácil acceso evita tropiezos durante la noche y facilita la lectura para conciliar el sueño.
  • Suelos sin obstáculos. Es necesario eliminar cables y objetos innecesarios del suelo para no entorpecer la movilidad cuando la persona tiene que desplazarse al baño durante la noche.
  • Ropa de cama cómoda. Colocar almohadas y edredones ligeros facilita que el anciano pueda hacer la cama, al tiempo que mejora el confort durante el descanso.
  • Sillas auxiliares. Incorporar sillas auxiliares en el dormitorio proporciona lugares cómodos para descansar y facilita actividades como vestirse.
  • Espejos bien colocados y anclados. Colocar espejos a una altura accesible, bien iluminados y anclados a la pared, permite a las personas mayores verse sin esfuerzo y facilita tareas diarias como arreglarse de una forma segura.
  • Tecnología de asistencia. Los familiares deben considerar la incorporación de tecnología de asistencia, como alarmas de emergencia o sistemas de monitoreo, que permiten detectar y enviar ayuda si el mayor se encuentra mal o se ha caído.

4. La adaptación de pasillos y escaleras La combinación de las modificaciones oportunas y la tecnología más innovadora contribuirá a crear un entorno seguro y cómodo para las personas mayores. Los expertos en seguridad de TK Home Solutions proponen:

  • Pasillos despejados e iluminados. Mantener los pasillos libres de obstáculos y con una buena iluminación es clave para facilitar la movilidad del mayor.
  • Superficies antideslizantes. Los suelos antideslizantes reducen considerablemente el riesgo de resbalones y caídas, que en el caso de las personas mayores pueden entrañar cierta gravedad.
  • Contrastes visuales. Utilizar contrastes visuales en los bordes de los escalones y los pasillos ayuda a las personas mayores a percibir mejor los límites espaciales, especialmente si tienen problemas de visión.
  • Instalación de salvaescaleras. La incorporación de salvaescaleras es una solución muy útil para que el mayor pueda hacer frente a un cambio de planta de la manera más cómoda y segura. Para ello, es recomendable contar con una evaluación de unos profesionales como los de TK Home Solutions, que pueden proporcionar recomendaciones específicas y personalizadas en función de las características del espacio, y de las necesidades y gustos de cada persona.
  • Asientos de descanso. Incluir asientos estratégicamente ubicados en los pasillos, especialmente si son largos, proporciona lugares cómodos de descanso, lo que ayuda a la movilidad de los mayores.

Leandro Palomo, responsable de Salud y Seguridad de TK Home Solutions, comenta: “Adaptar la vivienda de nuestros mayores es fundamental para hacerles la vida más cómoda y sencilla. Además de evitar que puedan sufrir un accidente, les daremos autonomía, bienestar emocional y mental, y les facilitaremos la realización de las actividades cotidianas y reduciremos su aislamiento social. Por ello, desde TK Home Solutions hemos querido dar estos consejos que esperamos puedan ayudar a todos nuestros mayores.”

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional| miembros de CEDRO