Suscribirse al Boletín
Mayo-Junio 2021
Anuario
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
21/07/2021 / Miguel / 1116

Dos de cada 3 españoles están insatisfechos con su vivienda

Según el Barómetro Isover & Placo sobre los Hogares, que se basa en un estudio de mercado realizado por Kantar en el que se recoge la opinión de los españoles sobre su hogar y sus expectativas en un futuro inmediato. El Covid-19 ha influido de forma importante en la toma de decisiones de reformas o cambios en la vivienda y además los usuarios son cada vez más exigentes y proactivos a la hora de elegir su hogar. Las personas entre 45 y 59 años son los que se sienten más insatisfechas con su vivienda frente a los más jóvenes y los mayores. La mitad de los españoles considera que podría mejorar algunos aspectos de su vivienda, siendo los sevillanos los más satisfechos con su vivienda y los barceloneses los que menos.

 

Solo una de cada tres personas se siente satisfecha con su vivienda actual y no considera necesaria acción alguna para cambiarla. Esta es una de las conclusiones que arroja el Barómetro Isover & Placo sobre los Hogares, un estudio elaborado por ambas compañías junto con Kantar que recoge la opinión de los españoles en relación a diferentes aspectos relativos a su hogar y sus expectativas y preferencias en la vivienda.

Por grupos de edad, el estudio desvela que son los más jóvenes (41,9%) y los mayores (44,4%) los que muestran una actitud más positiva hacia su vivienda actual, mientras que los grupos de edades intermedias se muestran más proactivos y con una mayor predisposición a la realización de cambios en la vivienda, como reformas o mejoras, sobre todo la población entre 45 y 59 años, que manifiesta una mayor inquietud de intervenir en sus hogares para conseguir su vivienda ideal (solo el 28,9% considera que su vivienda cumple con sus expectativas).

Además, casi la mitad de los españoles (el 49,7%) considera que podría mejorar algunos aspectos de su vivienda, ya que no cumple con lo que desea o necesita. Si analizamos esta satisfacción por ciudades, el barómetro señala que los sevillanos son los ciudadanos más satisfechos con su vivienda (39,5%), seguidos de los madrileños (36,2%), los valencianos (33,7%), los bilbaínos (33,3%) y los barceloneses, que muestran un grado de satisfacción menor (solo el 30,7% considera que su vivienda cumple con sus expectativas).

Si comparamos esta pregunta con residentes en áreas urbanas y rurales, la satisfacción es mayor en este último ámbito (un 40,8% afirma que su vivienda cumple con sus expectativas), 8 puntos por encima respecto a los residentes en zonas urbanas (32,5%), que además manifiestan en mayor medida que consideran que hay aspectos mejorables en sus hogares.

En cuanto a la toma de decisiones en el hogar, el estudio desvela que una amplia mayoría de la población encuestada (el 77%) quiere decidir sobre los elementos de su vivienda y únicamente el 23% prefiere comprar una vivienda ya lista para vivir, sin tener que participar en forma alguna en la toma de decisiones.

Por su parte, las mujeres adoptan una postura más favorable en este ámbito y se declaran más partidarias de “decidir en todos los aspectos” de personalización de la vivienda (tipo de puertas, ventanas, materiales, distribución, grifos, azulejos, etc.), afirmándolo el 34,1% de las mujeres y el 27,4% de los hombres. Sin embargo, a la hora de “decidir sobre muchos aspectos de la vivienda” (elección de plato de ducha o bañera, tipo de cocina, electrodomésticos, etc.), el 26,6% de los hombres se decanta por esta opción, frente al 24% de las mujeres. Asimismo, el 24,6% de los hombres afirma que prefiere comprar una vivienda lista para entrar a vivir, sin intervenir en ninguna decisión, frente al 21,5% de las mujeres.

 

Influencia del COVID-19 

Dos de cada tres personas que han realizado, planean hacer reformas o que han cambiado de vivienda consideran que el Covid-19, y más específicamente el periodo de confinamiento, ha influido de forma importante en la toma de la decisión. Si incluimos aquellas personas que opinan que el COVID-19 ha influido “algo”, esta proporción se eleva hasta el 70% de este grupo de población.

El Barómetro también arroja datos por ciudades. Según estos datos, las ciudades donde se denota un impacto determinante o una gran influencia del confinamiento en la decisión de realizar cambios en los hogares son Barcelona (un 40,4% así lo asegura) y Valencia (34,4%), seguidas de Madrid (33,3%), Sevilla (32,9%) y Bilbao (13,5%).

Atendiendo al criterio de edad, es entre los más jóvenes y aquellos que por edad es más frecuente la presencia de niños en el hogar donde el efecto de la pandemia ha sido más acusado en la decisión de reformar. Así, el 43% de los jóvenes entre 18 y 29 años y el 40,4% de las personas entre 30 y 44 años considera que “ha sido determinante o ha influido mucho”, frente al 27,5% de las personas entre 45 y 59 años que lo afirman y el 8,2% de las personas entre 60 y 70 años.

Si nos fijamos en las prioridades a la hora de elegir una vivienda, aquellas cuya importancia ha variado en los últimos tres años, poniendo el foco en la Covid-19 como motivo, destacan especialmente aquellas relacionadas con la posibilidad de disponer de mayor espacio, sobre todo las que condicionan la exposición al exterior (el 37,5% admite darle mayor importancia tras el confinamiento), las que influyen en la salud, como la calidad del aire interior de la vivienda (que ha subido en nivel de importancia para el 29,4%), pero también las relacionadas con el espacio disponible en el hogar. Así, por ejemplo, el 27,9% señala que ahora cobra más importancia la posibilidad de disponer de un mayor espacio en las zonas comunes de la vivienda.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional