Suscribirse al Boletín
Enero - Febrero 2024
Anuario 2023
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
01/02/2024 / Nerea Díaz-Maroto / 394

​Vistas de la aurora boreal: la automatización de edificios KNX se encarga de los iglús de cristal en condiciones exigentes

 

Los iglús de cristal ofrecen a los turistas de Laponia y Groenlandia la oportunidad ideal de experimentar la aurora boreal. Los conocimientos técnicos de ABB, junto con los sistemas que utilizan el estándar KNX para la tecnología de automatización de edificios, garantizan su funcionamiento sin problemas en condiciones climáticas adversas.

ABB lleva muchos años trabajando con desarrolladores de iglús de cristal en Finlandia. Desde 2016, la tecnología de ABB garantiza que estos iglús ofrezcan a los turistas vistas ininterrumpidas de la aurora boreal y un confort total en Laponia dentro del Círculo Polar Ártico. Estos iglús han aprovechado al máximo las nuevas innovaciones en tecnología de calefacción y automatización de edificios, con la bomba de calor de aire, la unidad de ventilación, la calefacción por suelo radiante y la calefacción del interior y exterior del techo de cristal del iglú conectados al ABB i-bus® KNX: el sistema centralizado de control automatizado. En caso de una fuga de agua, por ejemplo, la válvula magnética corta el suministro de agua en un instante y la conexión de fibra óptica transmite la alarma a la recepción y al departamento de mantenimiento. Se atienden todos los elementos principales de la gestión de edificios.

En Groenlandia se ha introducido un diseño actualizado de los iglús de cristal llamado Smart Lucia, respaldado por la tecnología de ABB que utiliza el estándar de automatización de edificios KNX. Hechos de vidrio y acero inteligentes, los iglús de cristal están ubicados en los terrenos del Hotel Arctic en Ilullisat, en la costa de Groenlandia. Situados al borde del acantilado, los turistas que se alojan en los iglús pueden seguir durante todo el día la naturaleza, el mar y el paso de los icebergs.

“La gente viene aquí a pescar y contemplar los icebergs, de los que se ven bastantes aquí. Cerca hay un fiordo del que se desprenden enormes icebergs. Las corrientes marinas los llevan desde aquí más allá de la ciudad”. dice Kari Matti Ruhanen, propietario de Savon Lasituote, la empresa finlandesa que produce los nuevos iglús de cristal.

 

El iglú de cristal funciona con KNX en cualquier condición meteorológica

Esta gama de iglús de vidrio se fabricó por primera vez en 2018, inspirándose en la idea de construir espacios habitables más cómodos con vidrio, además de pequeñas terrazas acristaladas. El arquitecto Teemu Pirinen se unió al equipo del proyecto Smart Lucia y así se idearon los distintivos iglús, que ofrecen vistas de 360 grados con paredes exteriores hechas completamente de paneles de vidrio.

Desde el principio, los iglús de cristal se desarrollaron para adaptarse a todas las condiciones climáticas. El vidrio es un material de construcción desafiante: en verano se calienta fácilmente y en invierno se puede acumular nieve, enfriando el vidrio y obstruyendo las vistas, incluida la aurora boreal nocturna, una de las grandes atracciones para los visitantes del Círculo Polar Ártico. Los iglús requieren un sofisticado sistema de calefacción.

“Quería un sistema de automatización de edificios de alta calidad que fuera fácil de usar. Nuestra elección fue la tecnología ABB i-bus® KNX basándonos en nuestra experiencia previa. Es importante que los iglús de cristal funcionen como se espera, sea cual sea el clima. Llevamos iglús a las difíciles condiciones de Groenlandia. También hay potencial de interés en los destinos turísticos ubicados en el desierto, ya que incluso en condiciones de calor, el iglú de cristal puede ser lo suficientemente cómodo para ver el cielo estrellado”, explica Ruhanen.

Los iglús ofrecen controles tecnológicos inteligentes dentro de las habitaciones para ajustar los calentadores de condensación y la calefacción por suelo radiante con circulación de agua. La temperatura del acristalamiento interior y del techo exterior se mantiene mediante relés eléctricos silenciosos, mientras que la refrigeración y la calefacción de respaldo se suministran mediante una bomba de calor de aire. Todo el sistema se puede controlar desde la habitación o de forma remota mediante una aplicación y se puede apagar con la tarjeta de acceso a la habitación.

 

Los datos clave sobre el uso y consumo de recursos se visualizan y personalizan específicamente para el hotel para garantizar un seguimiento y una gestión adecuados, y en la interfaz de usuario se integra información útil para los visitantes, incluidos los menús del restaurante, por ejemplo. Los datos de mediciones, alarmas, historial y registros de actividad de los detectores de incendios, temperaturas de las habitaciones, pisos y vidrios calentados se capturan y están disponibles para que el personal del hotel los analice.

“Con la ayuda de KNX, podemos monitorear de forma remota cómo funciona la automatización del edificio cuando la utilizan los huéspedes. Si surgen problemas, también podemos ayudarle y aconsejarle cómo resolverlos. La formación y la familiarización con la implementación también se pueden realizar de forma remota, por lo que no tenemos que viajar de Iisalmi a Groenlandia o al desierto si necesitamos ayuda”, añade Kari Matti Ruhanen.

 

Fácil, internacional y ahorra energía

Oskar Järnefelt, director de ventas de área de ABB, afirmó: “Un iglú de cristal no es la estructura más fácil de mantener, pero con la ayuda de KNX funciona realmente bien. Los iglús tienen calefacción de suelo y de cristal, que debe funcionar de forma fiable y fácil de manejar”. Según Järnefelt, las ventajas de KNX residen en su capacidad de ampliación, escalabilidad y replicabilidad, así como en su soporte internacional. KNX es un estándar abierto internacional, por lo que se pueden encontrar expertos en todo el mundo y ABB, como empresa global, puede ayudar en casi todas partes del mundo.

"Cuando se analizan detenidamente las funciones y la programación del primer iglú, resulta mucho más rápido instalar el resto gracias a la capacidad de copia de KNX", afirma Järnefelt. “Una gran ventaja de la solución KNX es que una buena automatización de edificios ahorra energía sin perjudicar la comodidad de los clientes finales. Cuando los controles están configurados correctamente, es fácil controlar su funcionamiento para que no se desperdicie energía”.

La automatización de edificios funcional y sencilla también ayuda a los iglús a ahorrar energía. Los residentes pueden aplicar configuraciones para apagar todas las luces, ajustar la ventilación al mínimo y apagar los enchufes. Es posible que el hotel cambie la configuración de forma remota durante las vacaciones y el sistema se adapta automáticamente a diferentes condiciones climáticas, ahorrando energía y reduciendo la necesidad de que el personal del hotel realice ajustes individuales. El sistema también se puede monitorear y administrar de forma remota, lo que reduce significativamente la necesidad de mantenimiento en el sitio.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional| miembros de CEDRO