Suscribirse al Boletín
Septiembre-Octubre 2020
Anuario
Últimos nombramientos
Próximos eventos
Artículos
20/11/2020 / Miguel / 1069

Ventilación natural en los colegios para prevenir el contagio y mejorar el rendimiento escolar

Una buena calidad del aire en las aulas mejora la capacidad de aprendizaje y concentración de los alumnos en hasta un 15% y la velocidad de resolución de tareas en un 17%, según el Barómetro de la Vivienda Saludable 2020, elaborado por el Grupo Velux. En el webinar ‘Aulas bien ventiladas sin pasar frío’, Velux y Trilema & EIM Consultores promueven el uso de sistemas de ventilación natural en las aulas para evitar la propagación del coronavirus sin perder de vista el confort térmico y el bienestar de los niños.

 

Con motivo del Día Universal del Niño Velux, ha incidido en la importancia de la ventilación natural en las aulas para evitar la propagación del coronavirus y conseguir, a su vez, una mayor capacidad de atención y de aprendizaje por parte de los pequeños. Así, la compañía ha presentado datos reveladores de su último informe Barómetro de la Vivienda Saludable 2020, en un webinar titulado ‘Aulas bien ventiladas sin pasar frío’ y realizado conjuntamente con Trilema & EIM Consultores, especializados en educación, destacando que la reducción de la concentración de partículas de CO2 en las aulas y la mejora de la calidad del aire en estos espacios puede aumentar el rendimiento de los estudiantes en hasta un 15%, con un efecto positivo en el nivel de la atención y la concentración, y la velocidad de resolución de tareas en un 17%.

 “Durante la pandemia todos somos más conscientes del papel que juegan en nuestra salud la calidad del aire y la ventilación en espacios, y los colegios se enfrentan a una situación inédita y desconocida. Nuestros hijos están el 90% de su tiempo dentro de sitios cerrados y según nuestras últimas investigaciones, en España, más de 5,5 millones de estudiantes pasan en torno a 175 días al año en la escuela, y un 70% de ese tiempo transcurre dentro del aula. Es imprescindible que estos espacios alberguen un clima interior lo más saludable posible para proteger el bienestar de los niños y profesores y poder aprovechar al máximo sus capacidades. Y en esta nueva normalidad, todavía más, por la potencial exposición a la COVID-19”, explica Almudena López de Rego, arquitecta y responsable de la Oficina Técnica de Velux España.

Una idea en la que también coincide Ricardo García, arquitecto y consultor del área Re-diseño de Lugares de Aprendizaje en Trilema & EIM Consultores: “Las buenas condiciones ambientales mejoran notablemente el rendimiento académico y se ha demostrado que la iluminación, la ventilación y el acondicionamiento acústico tienen una influencia muy notable. Ahora más que nunca, ante la actual situación condicionada por el COVID-19, necesitamos garantizar una buena ventilación de las aulas”.  

Asimismo, asegura que una mejora de la calidad del aire en las aulas y el incremento de la superficie acristalada en las mismas no solo trae consigo una mejora del confort interior y el rendimiento de los escolares, sino que también supone un aumento de la eficiencia energética y un ahorro económico. Así, el Barómetro de la Vivienda Saludable 2020 determina que aumentar la ventilación en las escuelas y reducir la exposición al moho y humedad en los hogares europeos podría traducirse en un ahorro acumulado de más de 300 mil millones de euros hasta 2060.

 

Sistemas de ventilación natural

Otro de los puntos tratados en el webinar ha sido el de la ventilación natural, actualmente la más recomendada por la Organización Mundial de la Salud. Según Almudena López de Rego: “Diariamente, se estima que respiramos 15.000 litros de aire, siendo probablemente la sustancia que ingerimos en mayor cantidad a lo largo del día. Estamos muy preocupados por la contaminación del exterior, pero no nos fijamos en la calidad del aire del interior, y lo cierto es que una concentración alta de partículas de CO2 en las aulas trae consigo somnolencia y problemas de atención, afectando a estudiantes y docentes. Hay muchos alumnos respirando el mismo aire en un mismo espacio cerrado, por lo que debemos asegurarnos de que estos sitios tengan un clima interior óptimo, que debe incluir luz natural y ventilación adecuada, luz artificial, buena acústica y niveles de temperatura y humedad agradable”.

Y añade: “La ventilación natural es la más sencilla para lograr este objetivo y, afortunadamente, las aulas tienen ventanas, por lo que siempre se puede recurrir a la ventilación natural e ir un paso más allá al abrir las puertas de aulas enfrentadas, lo que se conoce como ventilación cruzada”.

En este sentido, Velux apuesta por el uso de sistemas que de forma proactiva, se encarguen de la ventilación natural, generando ambientes confortables y saludables en todo momento. Para tal fin, la compañía ha desarrollado Velux Active, producto basado en sensores inteligentes que miden la temperatura, humedad y niveles de CO2 y actúa en consecuencia para mantener siempre unos niveles óptimos de confort.

Y ADEMÁS


Art. Online
Entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional